lunes, 24 de abril de 2017

Juguetes, contaminados con plásticos de alta toxicidad

rec


El reciclaje del plástico de residuos electrónicos que contienen sustancias tóxicas contamina juguetes en México y otros países, alertan

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

En materia de reciclaje, el contenido es tan importante como el proceso. Y resulta que “un nuevo estudio mundial revela que el reciclaje de plásticos de los residuos electrónicos que contienen retardantes de flama tóxicos contaminan el juguete más vendido del mundo, junto con otros productos para niños. Irónicamente, los contaminantes químicos pueden dañar el sistema nervioso y reducir la capacidad intelectual, pero se encuentran en cubos Rubik - un juguete rompecabezas diseñado para ejercitar la mente”, señalaron en un comunicado conjunto organizaciones ecologistas locales e internacionales.

La alusión de Casa Cem- Vías Verdes AC, organización jalisciense, y de Arnika, una ONG de la república Checa, es a un estudio que realizaron en conjunto con IPEN, una red mundial conformada por organizaciones de la sociedad civil.

“Las sustancias químicas tóxicas, OctaBDE, DecaBDE y HBCD, se utilizan en las carcasas de plástico de los productos electrónico.  Si estos plásticos no se desechan como residuos peligrosos, se reciclan llevando los tóxicos a nuevos productos. Las pruebas de laboratorio realizadas a productos de 26 países, incluyendo México, revelaron que 90 por ciento de las muestras contenían OctaBDE o DecaBDE. Casi la mitad de ellos (43 por ciento) contenían HBCD. En México, Casa Cem adquirió en Guadalajara 20 cubos tipo Rubik, de diferentes marcas, en tianguis y mercados y los envió para su análisis a la República Checa. Se seleccionaron cinco muestras para las pruebas de laboratorio. El análisis encontró que las cinco muestras contenían OctaBDE y DecaBDE a concentraciones elevadas”.

Estas sustancias químicas “son persistentes y se sabe que dañan el sistema reproductivo e interrumpen los sistemas hormonales, afectando adversamente la inteligencia, la atención, el aprendizaje y la memoria”.

De este modo, "las sustancias tóxicas contenidas en los residuos electrónicos no deberían de estar presentes en los juguetes de los niños", dijo Sofía Chávez representante de Casa Cem. "Este problema debe ser abordado a nivel global y nacional".

El estudio “surge pocos días antes de que la Conferencia Mundial de las Partes del Convenio de Estocolmo decida si se debe de continuar permitiendo el reciclaje de materiales que contienen OctaBDE y si debe hacer una nueva exención de reciclaje para el DecaBDE. El comité de expertos del Convenio ha advertido respecto a los riesgos de esta práctica”. Esa conferencia mundial se realiza en estos momentos y asiste la representante de Casa Cem- Vías Verdes.

“El reciclaje de materiales que contienen sustancias químicas tóxicas contamina a los nuevos productos, continúa exponiendo a las personas a estas sustancias y socava la credibilidad del reciclaje”, secundó Joe DiGangi, de IPEN. De manera que “os gobiernos deben de poner fin a esta nociva práctica”.

Otra decisión crucial para la próxima Conferencia del Convenio de Estocolmo “será establecer los límites permisibles de contenido de estas sustancias tóxicas. El establecimiento de dichos límites obligaría a que los residuos con contenidos que los sobrepasaran, estuvieran sujetos a las obligaciones de destrucción establecidas por el convenio y no se permitiera su reciclado. Sorprendentemente, algunos de los niveles de estas sustancias tóxicas contenidas en los juguetes analizados superaron los límites de residuos peligrosos propuestos. Tres de los cubos comprados en México excedieron el límite de residuos propuesto de 50 ppm para PBDEs / OctaBDE. Los cubos contenían 53, 54 y 178 ppm de OctaBDE, respectivamente”.

Jitka Strakova, de Arnika, añadió: “necesitamos establecer límites de protección para el contenido de estas sustancias químicas; estándares débiles significa productos tóxicos y reciclaje sucio que a menudo se lleva a cabo en países de ingresos bajos y medios dispersando veneno desde los sitios de reciclaje hasta nuestros hogares y cuerpos”.

La aplicación de límites de protección estrictos sobre el contenido de retardantes de flama bromados “también es crítica debido a su presencia en los residuos electrónicos. En muchos países, los estándares establecidos  por el Convenio de Estocolmo serán el único instrumento regulador global que pueda utilizarse para prevenir la importación y exportación de estos residuos contaminados, que en muchos casos sucede desde países con legislación más estricta hacia países con legislaciones o controles más débiles”.

El informe completo se encuentra en  http://ipen.org/documents/pops-recycling-contaminates-childrens-toys-toxic-flame-retardants.

MC


La vida triunfa en el bosque La Primavera



Pumas, águilas, linces, coyotes, pecaríes y venados son indicadores de que el bosque más valioso para la AMG mantiene sus canales de intercambio genético abiertos

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

En medio de la marea de malas e infaustas novedades locales, mexicanas y mundiales que inundan la prensa, las evidencias constantes, desde 2009 hasta 2017, de la presencia de grandes animales silvestres, en especial, el Puma concolor, felino que es la cúspide de la pirámide trófica en la umbría protegida de La Primavera, es, ineludiblemente, lo que se llama “buena noticia”.

En esencia, esas impresiones obtenidas del programa de fototrampeo que sostiene el organismo público descentralizado Bosque La Primavera, demuestran que pese a las agresiones que ha padecido la principal área natural protegida de la región conurbada de Guadalajara-invasión hormiga de fincas y fraccionamientos, incendios, contaminación, saqueos de madera, material geológico o animales, introducción de fauna exótica-, ésta no solo conserva sus principales ecosistemas, sino sus corredores biológicos, que son los vasos comunicantes que generan un bosque vivo, y no el parque urbano defaunado que se teme sea el futuro de estas montañas, protegidas desde el 6 de marzo de 1980 por un decreto del presidente de la república, José López Portillo.



Justamente, el reciente incendio en el cerro de El Tepopote (2 y 3 de abril de 2017), una montaña ubicada afuera del polígono protegido que es sin embargo uno de sus corredores esenciales hacia el norte (ver mapa anexo), pone sobre la mesa uno de los debates principales pendientes para La Primavera: cómo generar un esquema legal que garantice en la práctica que esos espacios permanecerán, no obstante las enormes fuerzas de la dispersión inmobiliaria, que con sus altas tasas de ganancia den el corto plazo, condiciona fuertemente la posibilidad de un proyecto de conservación, que demanda permanencia y sus ventajas no se reflejan en ganancia líquida e inmediata.

“El puma es un caso muy interesante porque es un animal que necesita grandes territorios para garantizar una disposición de presas adecuada”, explica el director del OPD, Marciano Valtierra Azotla. Esto significa que si hay constante presencia del llamado “león americano”, es porque los corredores están funcionando.



“Nosotros tenemos un programa de fotomonitoreo de fauna permanente, desde 2009; poco a poco hemos ido fortaleciendo de manera significativa este esfuerzo, para incorporar otros esfuerzos institucionales, actores que se están sumando a esta estrategia; la intención es tener un sistema de monitoreo más amplio dentro del área protegida y en las zonas que representan corredores o conectores biológicos hacia afuera , que deben mantenerse para la viabilidad del área; la presencia de especies importantes , como el puma, que es el felino de mayor talla que se registra dentro del bosque, del jaguarundi o del lince, más otras especies conspicuas como el venado cola blanca, los jabalíes o pecaríes, los coyotes, los tejones o coatíes, los guajolotes silvestres; incluso hemos registrado en algún momento la presencia del águila real”, subraya el funcionario.

Se trata de indicadores claros de que los ecosistemas están razonablemente conservados, pues el depredador depende, en escala descendiente, de los animales omnívoros como el coatí o el pecarí, delos herbívoros como el venado y las aves. Un bosque fragmentado y aislado, pierde pronto a sus depredadores, o bien, estos se convierten en un problema para la ganadería de los alrededores al carecer de presas naturales. Y qué decir de la importancia del equilibrio demográfico de los comedores de plantas para que la presión sobre pastos y sotobosque no se exceda y altere procesos esenciales como las oportunidades para especies vegetales, sin olvidar el sustento de todo: la formación de suelos, donde entran microorganismos como hongos y micorrizas. Todo es un sistema y el sistema requiere a sus “conserjes”.



“En el largo plazo, la viabilidad de la reserva justamente depende de la conectividad con las serranías aledañas, como pueden ser la sierra de Ahuisculco, el volcán de Tequila, el mismo cerro de El Tepopote, que conecta hacia la barranca del río Santiago, y por el lado de Tlajomulco, la liga hacia la zona de Cerro Viejo; entonces, tener la colaboración de estas especies en el área y corroborar después que se estén moviendo en los corredores nos genera elementos muy contundentes para poder constatar decisiones de manejo, que están integradas con elementos de planeación territorial; tener estos corredores biológicos es vital, y ahí radica la importancia de este tipo de información”, añade Valtierra Azotla.

Pero hay además una conseja que los habitantes de la ciudad repiten sin reflexionarla mucho: “de la vista nace el amor”. Si la pulsión de la atracción y el deseo entre humanos conmueve las conciencias, ¿qué produce a los sentidos del Homo sapiens la visión de estos seres silvestres, ágiles, armoniosos, letales, eficaces, inocentes en sus impulsos y que lo han acompañado a lo largo de su milenaria evolución? Para Guadalajara, hay un nuevo mito a construir a partir de las viejas historias del jardín del edén, donde el hombre y las bestias coexistían en armonía y simbiosis.



-----------------------------------------------------------------

CLAVES

*La Primavera le provee al área metropolitana tapatía agua para sus manantiales y su acuífero, lo que significa casi un tercio de lo que la ciudad consume; por vientos dominantes, es el principal descontaminador de su aire y la captura de carbono que emite la ciudad es de primer orden en la joven floresta

Estos servicios ambientales dependen críticamente de mantener su pirámide alimenticia o trófica mintacta: los animales y plantas generan los equilibrios que hacen posible la formación de suelo, el auge de la diversidad biológica (unas 1,600 especies registradas), el control de plagas, la contención de aludes y desastres para partes bajas, y en esencia, los grandes ciclos del carbono y del agua, base para la vida y la civilización

MC


Vecinos cerraron el tiradero de Atacco



Una vez cumplido el plazo del convenio de nueve meses, acudieron a bloquear el acceso al basurero, con notario público

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Los vecinos integrados al Consejo Ciudadano de Atacco, realizaron ayer por la mañana, en presencia de notario público, el cierre del vertedero municipal de Tapalpa que se ubica a 500 metros del poblado recién erigido como delegación de ese municipio, al cumplirse los nueve meses de plazo pactados formalmente con el presidente de la demarcación, Antonio Morales Díaz.

La “toma” del predio comenzó a las 8 de la mañana, según el representante legal de los quejosos, Guadalupe Espinoza Sauceda. Los vecinos pusieron cadenas y sellos de clausura, aunque no son autoridad en el tema, pero hicieron constar que tienen a su favor ese documento del convenio, debidamente protocolizado ante notario público. En el curso de la mañana, se hicieron presentes empleados del área de ecología del Ayuntamiento de Tapalpa, y posteriormente, el presidente municipal, pero no hubo negociación que avanzara.

Los integrantes del consejo contaron con el apoyo de vecinos de comunidades de la meseta de Tapalpa, como Juanacatlán y La Frontera. Esta última, destacan, es una zona donde la alcaldía pretendería instalar de forma provisional un “relleno sanitario”, y de ahí que hayan buscado apoyarse en el movimiento social de Atacco, para impedirlo.

Lo cierto es que esto abre una crisis en la prestación del servicio de recolección y disposición final de basura de Tapalpa, un municipio eminentemente turístico que vive de su buena imagen. El argumento que se dio a los vecinos para pedir una ampliación del plazo, es de que no han llegado los recursos federales comprometidos a través del estado para construir la estación de transferencia, y dado que este municipio se integrará al sistema intermunicipal e residuos de la región Lagunas, su basura tendrá como destino un predio en el municipio de Gómez Farías, en la parte baja, por lo cual, sólo necesita la citada estación.

Hasta la noche de ayer, no se habían reportado incidentes que interrumpieran el bloqueo a los vehículos municipales. Los integrantes del consejo establecerán guardias para impedir el acceso. Independientemente de las gestiones del presidente municipal, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, que es normativa en el tema, ha intentado sacar el nuevo plazo a los vecinos, pero tampoco tuvo fortuna.

La Semadet señala la necesidad de que se le dé el resto del año para el cierre, pues los fondos de los que va a aportar para la estación de transferencia se han “atorado” en la Secretaría de Hacienda. No hay hasta ahora información sobre el modo en que el municipio resolverá la crisis abierta ayer, pues hasta el cierre de esta edición no había respondido a la solicitud informativa de MILENIO JALISCO.

El vertedero de Atacco tiene más de dos décadas operando, y su deficiente disposición ocasionó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la cual ha actuado con “mucha lentitud”, de acuerdo a la denuncia de la agrupación civil de Atacco, que preside el ciudadano Francisco Villa.

MC

domingo, 23 de abril de 2017

Caravana de camionetas contra el trasvase a León



Los alteños comienzan protestas contra el megaproyecto que pretende entregar agua del río Verde en León; la escalada “apenas comienza”

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Bajo la premisa de que “los derechos no se negocian”, y de entre ellos, el del acceso al agua es fundamental para el desarrollo de una región agropecuaria, ayer, una caravana de más de 50 vehículos marchó, pacíficamente, por un tramo de unos 25 kilómetros en la autopista San Juan de los Lagos- Lagos de Moreno, para protestar contra el trasvase desde la presa de El Zapotillo hacia la ciudad de León, Guanajuato.

Se trató de la primera de las convocatorias de este año por parte de la Alianza Cívica Alteña, entidad que se ha vertebrado para consolidar la resistencia contra el megaproyecto de la Comisión Nacional del Agua, que por medio de un acueducto de casi 140 kilómetros, pretende extraer casi 120 millones de metros cúbicos de agua del río Verde hacia la principal urbe de El Bajío. Esa agua equivale a casi 65 por ciento de la extracción anual de agua que hace Guadalajara al lago de Chapala.

“Esta es la primera de una serie de protestas que se van a organizar, primero, para dejar patente que es un proyecto perjudicial para toda la región y los rechazamos; segundo, para que la gente que utiliza esta carretera, que transita hacia El Bajío y hacia Aguascalientes, tenga la información de primera mano; hemos sido muy respetuosos de los derechos de terceros, marchamos lentamente pero siempre dejamos un carril disponible y hemos tenido apoyo de muchos automovilistas”, destacó el presidente del Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable (Conredes), Juan Guillermo Márquez Gutiérrez.

Más de medio centenar de vehículos portaban las pancartas alusivas a la escasez del recurso en la meseta, y la injusticia que entraña ceder el líquido para un negocio, el de la transnacional Abengoa, que pone en predicamento a una economía fuertemente primaria y de agroindustrias, con miles de unidades productivas dispersas y una aportación de 22 por ciento al producto interno bruto (PB) de Jalisco.

Los automotores, en su mayor parte camionetas pick up de trabajo, se comenzaron a concentrar a partir de las nueve de la mañana, en el crucero de esa carretera con el que va a Encarnación de Díaz, y se movilizaron después de las 11 am. La idea era informar a los automovilistas de la crisis regional que afrontan Los Altos, donde la sequía es recurrente y los expertos han señalado que el cambio climático puede ocasionar un colapso en las actividades productivas, pues tornará más errático el temporal y se esperan sequías más cruentas.

“El principio precautorio ante el cambio climático señala que debemos actuar con prudencia, y el trasvase es una política contradictoria en ese sentido; no se puede mandar agua supuestamente excedentaria porque no hay tal, es justamente el agua que necesita la región para poder enfrentar el desafío de la alteración climática”, dijo Márquez Gutiérrez
La sequía cada vez más extrema en la región alteña está acreditada en los registros de la Comisión Nacional del Agua de los últimos diez años, cuyos reportes de sus estaciones hidrometeorológicas en fechas posteriores al final del temporal no dejan lugar a dudas.

El 12 de noviembre de 2003, los registros para la región Los Altos Sur fueron 700 milímetros de lluvia acumulada en el año, una vez que había terminado el temporal. Al mismo día de 2004, fueron 898 mm. Tres años después, el 9 de octubre de 2007, el registro acumulado era de 500 mm, y el 9 de octubre de 2008, volvió a repuntar a 820 mm. El 10 de octubre de 2011, la baja era acusada: apenas 322 mm, y un año después, 230 mm, niveles propios de una región desértica.

La caravana recorrió 25 kilómetros de ida, hasta el ingreso a la ciudad de Lagos de Moreno, y de regreso al punto de partida. Incluyó el traslado en un vehículo pesado de un gran tubo similar en dimensiones al del acueducto de Abengoa. “Queremos que la gente se dé cuenta de lo grave que es esto, es una infraestructura muy grande que va a impedir el paso entre predio y va a perjudicar a los ranchos”, añadió el activista.

----------------------------------------------------------

CLAVES

Algunos datos

*119 millones de m3 es el agua que se pretende extraer del río Verde para la ciudad de León

*80 metros es la altura actual de la presa El Zapotillo, con una capacidad de 400 millones de m3

*3 suspensiones judiciales impiden terminar la presa, una detiene parcialmente la edificación del acueducto

MC

sábado, 22 de abril de 2017

Abril 1992, la explosión que pudo ser evitada



El gobierno del estado fue informado desde 1991 del riesgo que entrañaba construir sifón a al colector intermedio-oriente, que desde su construcción en 1974, recibía hidrocarburos

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.

En 1991, el Gobierno del Estado, al menos en el círculo de consultores cercano al entonces secretario de Desarrollo Urbano y Rural, Enrique Dau Flores, había sido advertido de los riesgos de mover los colectores de la Calzada Independencia para permitir, por medio de sifones, la apertura del cajón por donde pasaría, subterránea, la Línea 2 del Tren Eléctrico Urbano.

El consejo de los técnicos asesores fue que no se movieran los colectores, para lo cual, o bien, se construía más profundo el túnel del tren, o mejor aún, se elevaba por Javier Mina y pasaba sobre superficie la Calzada, para volverse a enterrar metros adelante. La preocupación tenía el antecedente de la explosión de las calles en Sierra Morena, por el rumbo del Centro Médico de Occidente, en 1983, la cual se debió a la descarga de combustible en el drenaje de la zona. Un sifón podía ser eficaz al desviar las aguas (ver gráfico anexo) pero con los gases es más complicado porque estos son más ligeros y no tienden a bajar ni a mezclarse. El sifón generaría un efecto de cámara que acumularía los gases; una vez que se saturara de sustancias volátiles, cualquier chispa podía provocar una explosión.

[Click para ver en tamaño real]

De este modo, la tragedia del 22 de abril de 1992 se pudo evitar, pero la información no fue valorada de forma adecuada.

“Parece que fue un tema de dinero; la perforación más profunda era más costosa, o bien, fue cosa de imagen, porque no querían un tren elevado por el posible impacto de que se desvaloraran los inmuebles de la zona centro y se afectara el paisaje patrimonial”, señala un testigo, que fue miembro del grupo de técnicos que alertó de los riesgos al entonces contratista “estrella” de la Sedeur, Sergio Hernández Rivera, quien tenía una relación muy cercana a Dau Flores, y era el experto en el asunto de los colectores. ¿Realmente el titular de la Sedeur y posterior candidato del PRI a la presidencia municipal de Guadalajara conoció esa advertencia? Eso sólo lo puede confirmar el aún funcionario público; pero los responsables del proyecto de la Línea 2, cuya construcción arrancó en enero de 1992, sí lo supieron.

Ese testimonio ha sido entregado a MILENIO JALISCO por mediación del empresario Manuel Villagómez Rodríguez, el cual lo aportará a los expedientes de la Comisión de la Verdad del 22 de abril que está recién integrada, y a la cual ha sido llamado como integrante.
El objetivo de dicha comisión es llegar a una verdad definitiva sobre las causas de la tragedia. Queda claro el papel de Pemex, la paraestatal que alimentó por años de residuos de hidrocarburo el colector intermedio oriente, “desde 1974, que trabajábamos en el tema y se construyó el colector intermedio-oriente, ya era normal hallarse rastros de gasolina, no había restricciones ni cuidados con la planta de La Nogalera”.

Pero hasta ahora se ha tratado de evitar señalar a personajes del gobierno de Guillermo Cosío Vidaurri, y se considera que los funcionarios estatales y municipales que fueron detenidos una semana después de las explosiones –entre estos, el propio Dau Flores, alcalde tapatío, y el entonces titular de la Sedeur, y hoy director del SIAPA, Aristeo Mejía Durán- fueron “chivos expiatorios” para no culpar a Pemex. A los ocho meses salieron libres, exonerados.

¿CEGUERA VOLUNTARIA?

La obra de Línea 2 arrancó en enero de 1992. Al taparse el colector intermedio-oriente en la calle de Obregón para hacer la construcción del sifón, fue cuestión de semanas para que la gasolina que provenía de la planta de La Nogalera, de Pemex, se acumulara.

En el diseño previo de la obra, durante 1991, se manejaron otras opciones para que los colectores hicieran su función de acarrear las aguas negras en la cuenca del río San Juan de Dios. Hernández Rivera tenía un grupo de proyectistas experimentado que recomendó no mover colectores para que no hubiera interrupción del flujo de agua. El sifón fue una recomendación de expertos alemanes, que ignoraban el problema de la descarga de hidrocarburos que era común especialmente en el colector desviado.

El desastre de avenida Sierra Morena, nueve años antes, no había ocasionado víctimas humanas, y no fue la alerta suficiente para reparar en el asunto. El 25 de marzo de 1983, una explosión hundió la calle Sierra Morena, en la colonia Independencia; los saldos de ese día fueron 48 lesionados, 54 vehículos dañados y 91 fincas deterioradas.

En 1991 se analizaron las dificultades de la línea de tren bajo tierra. Una de las propuestas fue que en el cruce de la calzada el tren se elevara por encima de Javier Mina-Juárez y “volara” el crucero, lo que evitaría el movimiento de colectores. Cuando se insistió en la necesidad de que fuera enterrada, los técnicos del equipo de Sergio Hernández Rivera señalaron entonces la opción de meter el cajón “más abajo”, aunque eso costara más, pues de ese modo se permitía también no mover el colector.

“Bajando dos o tres metros más no era necesario hacer sifones; el sifón viene a raíz de que el cajón del tren está muy cerca de superficie; el sifón consiste en pasar el colector y doblarlo hacia abajo como 45 grados, lo corres abajo del cajón y lo vuelves a subir con esa misma inclinación de 45 grados; como no se quiso meter más abajo el cajón, hubo de establecer once sifones a lo largo de todo el trayecto de la Línea 2”, señala el testigo.

Uno de los técnicos le renunció a Hernández Rivera: “yo le tengo miedo a responsabilizarme por esto, porque con la gasolina en el colector y el antecedente de Sierra Morena, podía haber una explosión”.

Algunos defensores de los sifones han asegurado que no fue el sifón el que ocasionó la explosión, pues no existía aún. Pero sin mencionar que se hizo el taponamiento en la calle de Obregón porque era necesario desviar el cauce del colector intermedio-oriente para construir el sifón, y por si fuera poco, el desvío funcionó también como sifón, si bien provisional. Una vez que se construyera el primer sifón, se reencauzaba el colector, que hasta la fecha corre paralelo al de San Juan de Dios, en la calzada Independencia.

La tecnología de los sifones no ha dado riesgos en otros cruces de la Línea 2, aunque se requiere un costo permanente de mantenimiento. Esto se debe a que eran colectores cortos y sin presencia de hidrocarburos, mientras el intermedio oriente es muy largo y recibía descargas de combustible, como se ha referido. Técnicamente, cualquier sifón puede significar riesgos si se mete hidrocarburos en los drenajes. Por eso se ha buscado sustituirlos.

“Cuando se hizo el taponamiento en Obregón para mandar las aguas residuales a San Juan de Dios y construir ese primer sifón, los gases se fueron acumulando, porque los gases no se combinan con los líquidos, y como se dieron cuenta de eso, pusieron respiraderos, pero solamente en un punto fijo, cuando todo el colector se estaba llenando de gas”.

¿Por qué la explosión fue a partir de la calle de Aldama y no en Obregón y la Calzada, donde se hizo el taponamiento? Porque el colector intermedio oriente era más bajo y sólo si se llenaba vertía hacia el punto más alto del colector de San Juan de Dios. Y era precisamente en la calle de Aldama, y hacia el sur, por 20 de Noviembre, que había una tubería ovoide que nunca se llenaba y permitía el “efecto de cámara”, es decir, que los gases allí se acumularan por encima del agua. De esta manera, hacia el sur, por unos 8.5 kilómetros, se encadenaron las explosiones como efecto dominó.

La mañana del 22 de abril de 1992, a partir de las 10.08 horas, el “golpe de realidad” le dio la razón a los técnicos que habían alertado de la peligrosidad de un colector que solía saturarse de gasolina, con un sifón que iba a generar las condiciones físicas para crear una bomba. El gobierno de Jalisco jamás reconoció una responsabilidad. Lo demás es historia.

La tragedia en números

Las explosiones en el colector Intermedio -Oriente comenzaron entre las 10:05 y las 10:08 horas del 22 de abril de 1992; el colector voló en ocho kilómetros de calles, y oficialmente dañó 1,142 hogares, 450 comercios, un centenar de escuelas y 600 vehículos

“Los 156 pacientes que se hospitalizaron por más de 24 horas tuvieron un promedio de estancia de 8.4 días. Cinco de ellos murieron en las primeras 24 horas y 10 de ellos después de cumplidas las 24 horas, lo que da una tasa de letalidad de 10% para pacientes hospitalizados, y de 1.5% si se considera el total de lesionados atendidos en hospitales”, dijo la Secretaría de Salud en un oficio del 31 de julio de 1992

210 muertos es la cifra oficial del Patronato de Reconstrucción del Sector Reforma y del expediente de la PGR que presentó el procurador Ignacio Morales Lechuga en diciembre de 1992

La reconstrucción del sector Reforma requirió 33 millones de pesos, pero Pemex donó más de 100 millones de pesos para dotar de viviendas a los damnificados



FRASES

Algunas reacciones

“El manejo de la justicia fue un juego político para exonerar a los responsables, lo que explica que no se llegara al fondo del tema; respecto a los damnificados, se buscó dividirlos para que no tuvieran un frente común y un cuerpo de abogados sociales con la camiseta bien puesta, para ir hasta fondo; ellos carecían de recursos y al final debieron ajustarse a lo que se les ofreció. La que perdió en este caso, es la verdad”, Manuel Villagómez Rodríguez, empresario y activista social

“Hace 25 años, ni nuestro país ni nuestro estado estaban preparados en este tema jurídico, para la atención integral de los derechos de los damnificados […] Pemex era entonces la empresa más importante en el mercado mexicano, había mucho poder para dejarla al margen, y quedó como daño imprudencial que es una figura que todavía existe en los códigos penales y en los códigos civiles. El 22 de abril evidenció la falta de figuras, de organismos, y en el ámbito ejecutivo y judicial, instancias independientes para afrontar este caso; creo que eso fue uno de los aspectos fundamentales para que hoy tengamos a nuestros lesionados cada día 22 de abril pidiendo limosna, lo cual nos debería de dar una absoluta vergüenza a todos los que vivimos en esta ciudad”, Raquel Gutiérrez Nájera, presidente del Instituto de Derecho Ambiental (Idea)

Paseo Chapultepec, “en manos de mafias”



El ruido, la invasión del espacio público y una creciente inseguridad denuncian los colonos de Lafayette

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

El experimento del Paseo Chapultepec ha degradado un espacio público a un proceso hipercomercial que es dolor de cabeza para los habitantes que quedan en la zona, quienes padecen ruido, vandalismo, invasión de banquetas y de cocheras, y un fuerte problema de inseguridad, advirtió el presidente de vecinos de la colonia Lafayette, Xabier Pagaza.

“No solo es ruido sino las licencias que han dado, sobre todo a ciertos restaurantes, que son antros; en la mañana es el restaurant más ingenuo que te puedas imaginas, familiar, y en la tarde ya se va transformando, para a la noche ser un monstruo; hemos tenido muchos problemas por la forma como el ayuntamiento ha tratado el problema, y esto nos ha puesto enfrente con las mafias de la zona, que controlan el área, lo cual lleva que algunos negocios blancos hayan tenido que cerrar, por amenazas de vida o muerte por estos antros […] en el Paseo Chapultepec había un reglamento y hoy todo está hecho a un lado”, señaló en entrevista con MILENIO JALISCO.

Hoy “está invadido por un tianguis, es vergonzoso ver cómo se reparten algo que no es de ellos; yo se los dije desde la primera reunión con el presidente Enrique Alfaro, que ya estaban repartiendo e incluso estaban viendo la posibilidad de meter más comercio, aunque no son áreas para eso, se crearon para la convivencia de la gente de la zona y de la periferia, no tiene ninguna razón financiera o comercial, es parte de nuestros espacios abiertos, y ahora tenemos la tasa más alta de ocupación de puestos ambulantes, muchos de ellos prófugos del centro, los cuales desalojó el presidente municipal en su momento; existe una presión real sobre la zona, o sea, este lugar ni es una estadio ni es un auditorio, y no lo han querido entender; solo falta que pongan un partido Chivas-América, está fuera de toda proporción”.

De este modo, los problemas a lo largo del día son múltiples: los cajones de estacionamiento, la basura, la inseguridad, los ruidos hasta cuatro o cinco de la mañana, “los puestos de comida, gente que se orina en nuestras puertas, borrachos que llegan a carcajearse y no dejan dormir […] el ruido es la punta del iceberg de esta problemática”. Las mafias no son de oídas, “la gente de padrón y licencias y de participación ciudadana nos lo confirman, un director me dijo: ‘yo temo por la vida de mis inspectores, porque reportan y resulta que ya saben dónde viven, dónde están sus familias, y están amenazados de muerte por estos antros”.

- ¿Es una mafia política, de funcionarios?

- Estamos hablando de políticos, de magistrados, de gente que está metida en el narcotráfico, en el narcomenudeo, de gente que pide y paga por plazas. Es un problema muy grave.

- ¿Ya le reportaron el problema al presidente municipal?

- Nosotros lo hemos manifestado ante la policía, y hemos hablado con Salvador Caro y los comandantes de la zona, y hemos visto la estrategia que siguen que es por cuadrantes, yo estuve dos horas con la comandante hablando del tema, y al llegar a la casa me asaltaron con pistola en mano dos individuos, y me rompieron la cabeza […] todo lo que está sucediendo es por culpa de esos giros grises que la autoridad ha dado en la zona, para que trabajen y operen.

- Este fenómeno, ¿desde hace cuánto lo tienen identificado?

- Yo tengo viviendo en la zona desde hace 25 años, y hace como cuatro o cinco años se vino La Santa y tengo música en vivo, de martes a domingo hasta las seis de la mañana; yo tengo pruebas de esto y de que no puedo retirar un puesto porque un inspector dice que cumple con el reglamento, que porque hay cinco [vecinos] que firman que están de acuerdo, aunque no vivan en la zona […] hay corrupción en este sentido y mucha tolerancia, y es lo que ha permitido que esto se desarrolle.

CLAVES

*La zona de Chapultepec abarca el polígono interior entre la calzada Federalismo, al oriente; Tepic (Gamboa/Verdía) al poniente; Washington/Agustín Yáñez al sur y México/Juan Manuel, al norte

*Es la zona con un crecimiento en antros y giros “controlados” más alta del municipio, quizás sólo comparable al área de Providencia

*Invasión de banquetas y marquesinas, de cajones de estacionamiento, de camellones; basura, contaminación visual y auditiva, e inseguridad son sus principales problemas

MC

viernes, 21 de abril de 2017

Economía de fraccionamientos colapsó ambiente en Vallarta



El turismo tradicional ha sido rebasado con la apertura de grandes residencias temporales que crecen la ciudad conurbada y modifican territorio.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

La prevalencia de los intereses económicos de corto plazo, ha llevado al fuerte deterioro ambiental y de calidad de vida que padecen las dos zonas urbanas que se han integrado por la vía de los hechos en la bahía de Banderas: Puerto Vallarta, en Jalisco, y Bahía de Banderas, en Nayarit.

Pero estos mismos intereses han cambiado: ha pasado la época de predominio de las grandes infraestructuras hoteleras que trabajan todo el año, pero sólo tienen plena  ocupación en periodos vacacionales; desde hace más de una década, ese esquema tradicional se ha debido ajustar al propiamente inmobiliario, es decir, desarrollo residencial o habitacional, que en términos de impacto territorial, es considerablemente mayor, señala el artículo “El turismo y sus penumbras: Puerto Vallarta, un lugar turístico en la encrucijada de la planeación”, elaborado por los investigadores Daniel González Romero, María Teresa Pérez Bourzac y Elizabeth Rivera Borrayo.

“Este aspecto de la explotación económica y la realización de la renta, en su paso por el aprovechamiento de las condiciones del desarrollo del sector y de las características que ha adquirido el mercado, se ha impulsado incluso entre la modificación de los esquemas de promoción y las políticas empresariales de las corporaciones hoteleras, las de transporte marítimo, aéreo y terrestre. En este contexto, el sector inmobiliario se ha movido con rapidez en los últimos años, hacia la construcción, promoción y venta de departamentos y los conocidos esquemas del mercado de ‘tiempo compartido, y en el presente ha emprendido una activa construcción de segunda vivienda y departamentos en propiedad o bajo régimen de condominio, fundamentalmente frente a la demanda de una clase media turística creciente y la capacidad de movilidad y consumo de la pequeña burguesía, situación que está cambiando rápidamente la fisonomía y futuro de la región”, explica el texto.

“Se suma la demanda del sector de jubilados estadounidense [los ‘baby boomers’] y de quienes invierten en el mercado de la segunda vivienda como propiedad vacacional o para posteriormente rentar o revender”.

En este proceso, “la conurbación de Nuevo Vallarta, territorio del municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, viene sumando complejidad al problema ya que las flexibles o ausentes normativas provocan una peligrosa inestabilidad en los diferentes órdenes de su crecimiento y desarrollo. Allí la mayor parte de las viviendas que acogen a los nuevos pobladores y la vivienda de reserva, ha convertido a las antiguas poblaciones de San Juan de Abajo, San Vicente y San José, en una especie de pueblos dormitorios”.

Allí “también se ha instalado un mercado de segunda propiedad para grupos de capacidades menores de inversión. Tal estado de cosas marca un estado de emergencia para el sitio. El fenómeno se considera de alta dificultad y se remonta solo a más o menos dos décadas. El proceso gradual de cambio en la forma de alojamiento-consumo, la derivación de la renta del turismo, convertida en una nueva oferta, comienza a afectar todo el esquema del espectro turístico: la promoción del sector inmobiliario con la construcción de enormes condominios y otros de menor capacidad para segunda residencia, negocio floreciente en el que intervienen importantes agentes y empresas internacionales se ha disparado”.

En este boom, añaden los académicos, “diversa información y consideraciones de expertos, han agregado al problema la duda de inversiones de sospechoso o no muy claro origen, se sospecha de lo que se conoce como ‘lavado de dinero’, u otras inversiones entre los que se pudiesen encontrar recursos que devienen de grupos ligados a miembros, y familiares vinculados o cercanos a la administración pública y sus diversas entidades de gobierno”.

RIESGOS, LA OTRA CARA

La bahía de Banderas para con un acrecentamiento del riesgo para su población, las inadecuadas condiciones de la urbanización, señalan los investigadores Francisco. J. Núñez-Cornú y Carlos Suárez Plascencia, de la UdeG.

“Esta zona por su localización geográfica y características tectónicas, está expuesta a fenómenos naturales de alta peligrosidad como son los terremotos y los huracanes, los cuales deben ser estudiados para poder diseñar acciones que tiendan a mitigar sus efectos”.

Pero las inundaciones en la zona urbana suelen derivar de la ocupación inadecuada del territorio. “El área de Puerto Vallarta es atravesada por al menos 22 canales de flujo temporales y tres permanentes. Los tres permanentes son los ríos Ameca-Ixtapa, Pitillal y Cuale, los otros 22 canales o arroyos de temporal, la mayor parte atraviesan zonas urbanizadas, sobre todo del Pitillal y El Cuale, en éstos las construcciones han invadido y/o bloqueado el cauce”.

GPE