sábado, 23 de junio de 2018

El Balam, la sombra que irrumpe un poblado maya


Cobá, la sede del fin del mundo, es en realidad una selva colonizada donde coexisten migrantes mayas y la mayor fiera americana.

Agustín del Castillo, Cobá, Quintana Roo. MILENIO JALISCO. 

Las tradiciones mayas dicen que el jaguar es un sol nocturno que pondrá fin a la humanidad, devorándola. Pero en la comunidad de Nuevo Durango, en medio de los restos de una esplendorosa selva estacional dominada por las moles de la ciudad extinta de Cobá, este sol tenebroso, mortecino, produce, como el famoso verso de Nerval, un sentimiento que es más bien de melancolía.

El balam deambula por las veredas, depreda venados, pavos ocelados, sereques (agutíes, el mayor roedor de México), pecarís, pero si estas presas escasean, de todos modos tiene que comer. Eso lo ha comprobado este poblado nacido de mayas yucatecos migrantes, que llegaron a esta heredad entonces deshabitada a partir de 1955: el gran macho que los visitó durante las semanas finales de mayo, no mató hombres, pero sí ejemplares de uno de los animales más entrañables para los entes civilizados: los perros.

En las cámaras-trampa, se observa un macho robusto degustar con fruición los restos de un can ultimado la noche anterior. La reputación de que las panteras gustan del sabor del Canis lupus familiaris está llena de evidencias en todo México. Seis perros muertos bajo la garra y las fauces del “tigre”, desató miedo en algunos, ansiedad en otros, preocupación en los más. No faltó quién se ofreciera para matar a la fiera –la cantidad de piezas cobradas por la cacería furtiva es una de las mayores amenazas para la especie en peligro de extinción-, pero Nuevo Durango es un lugar distinto. Allí, el discurso de la sostenibilidad ha calado hondo, sostienen Arsenio Hau Uicab y Manuel Trinidad Poot Dzib, dos de sus principales promotores.


Posiblemente el ejido maya más pequeño de la zona ubicada a 120 kilómetros de Cancún, al suroeste, es apenas una semilla en la tentativa de sembrar un proceso social diferente, basado en el respeto a las otras formas de vida y en el uso de los recursos sin rebasar la capacidad de carga de los ecosistemas. Esto es la selva Maya, y la historia del auge y el ocaso siempre es aleccionadora: esas dilatadas pirámides, sobre todo Nohoch Mul, de 42 metros de altura, dominan toda la península como la mayor altura creada por el hombre hasta la llegada de los europeos. El verdor del temporal que arribó en forma de depresión tropical, ha invadido el espacio que alguna vez alojó 50 mil moradores, como exhibición de que la civilización es pasajera, y natura siempre regresa.

“Vea esos enormes edificios de Cancún, miles y miles de toneladas de cemento, castillos, grava, mosaicos, maderas preciosas, tecnología inteligente… en unos milenios también serán ruinas y también se los comerá la selva”, dijo unas horas antes un activista guatemalteco, invadido de la misma evocación elegiaca, traspuesta a un relato del futuro más posible.

En Nuevo Durango creen que todavía es salvable la relación con lo silvestre. Por eso se empeñaron en oponerse a una cacería, pusieron sus cámaras a trabajar para detectar al fantasma nocturno, y le solicitaron a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), por medio de su asesor, el conservacionista Francisco Remolina, que se le capturara para una eventual relocación. Pero tras cobrar seis víctimas, el balam ha desaparecido.

El relato 

Arsenio refiere: “esto empezó el 7 de mayo; el día 8 yo me fui al campo, estoy en un grupo de incendios forestales, regresé a mi casa y me dice mi esposa: te vino a buscar el delegado, y venia con una señora. ¿Por qué? Porque alguien mató a su perro, ¿cómo?, resulta que un animal se lo llevó, quieren que vayas ahorita […] la señora pensaba que su vecino era el que le había dado cran, y que se lo había llevado al monte; yo le contesté: no, se lo llevó un animal…”. PUBLICIDAD inRead invented by Teads

Se había localizado el cadáver. Los ejidatarios determinaron dejar los restos amarrados a un tronco y esperar a que el devorador se delatara. El jaguar macho mató seis perros y se los comió el pasado mes de mayo


“Al otro día fuimos y sólo le dejo las dos patas traseras, se come todo; les dije: esto no es un animal pequeño, es un jaguar, porque había habido ataque de un ocelote una semana antes, que se nos escapó, pero el ocelote no come tanto ni se lleva a perros, y pos las huellas y la sangre que deja, es una animal grande. Así que le avisamos a Paco Remolina, trajimos con las cámaras, se instalaron en el techo y le dijimos a la señora: a ver si regresa…”.

- Solamente había muerto un perro.

- Sí, solo uno había muerto. Pero justo ahí agarró al segundo perro, era un jaguar, un animalote; cuando agarró al perro, no sé si se brincó la barda, pero se le soltó el animal del hocico, y ahí lo dejo, solo lo mató pero no le comió nada; así que con Paco lo que hicimos fue otra vez amarrar el animal muerto a un tronco, y ya pusimos cámara [de video] y todo. Y regresó a comer, era un animalote. Era el 9 de mayo cuando lo vimos por foto, el 10 ya fueron los videos […] de ahí ya no regresó, sino como a los cuatro días, pero mató a tres de una vez, de otro lado del pueblo.

El último perro muerto es del 17 de mayo, frente a la tienda de Conasupo.

Los vecinos decidieron atraparlo para evitar el incremento de los daños, y que los cazadores furtivos cayeran en tentación de cobrar la pieza. “Pero ya no volvió, armamos la trampa y todo eso. En la cámara si se le vio, la última vez fue como el 21 de mayo: primero cruzó una sarigüeya, luego un ocelote, y atrás el jaguar, todos separados diez minutos…”.

El espectro desde entonces desapareció. Pero quizás esa mitología primordial ha hecho a algunos cambiar de hábitos, al menos temporalmente. “Antes la gente se la pasaba en la cancha echando tragos y con música, y cuando apareció el jaguar y atacó, todo mundo estaba temprano en sus casas, eso fue bueno…”.

- ¿Qué acuerdo tienen, qué va a pasar con la pantera?

- Lo van a respetar cinco meses por si ese jaguar regresa; si ataca de nuevo nos avisan para hacer el operativo, la cosa es atraparlo ya no matarlo. Según Paco hay un programa de apoyo, se llama seguro ganadero, se llama diferente pero eso es; si se come un ganado se avisa, con evidencias, y se le da un dinero a la persona, o se le da un animal, según sea.

- Pero no atacó ganado.

- No, solo perritos, y por ese rumbo había un becerro, en el sitio donde mató a los tres perros estaban como a 30 metros los becerros encerrados; y en donde se comió al primer perro, enfrente estaba un corral con ganado, como a 10 metros. Pero no venía por ganado sino por perros.

¿Por qué el jaguar ataca perros? Es un misterio. Se recogieron excretas para analizar si tiene alguna enfermedad. La fiera se ve robusta y fuerte, pero podría ser que envejeció y ya no tiene el vigor para atacar animales salvajes.

Desde que nació Nuevo Durango, cuando este territorio intensamente colonizado era una umbría solitaria llena de animales silvestres, es la primera vez que un jaguar llega a atacar mascotas. “Antes, si salías de noche, te lo ibas a encontrar, pero eso no es muy tangible, ni en los años anteriores; lo que yo sé es que en la historia de aquí nunca ha atacado a un humano”, repone el indígena.

La tarde cae con chubascos intermitentes. El cielo está gris y el sol tiene tres días ausente. El monte es bajo, pero este ejido es orgulloso de mantener bosque sin tocar, por decisión de sus 34 ejidatarios. Todavía se ven bandadas de mono araña, muy ocasionales. La transformación a actividades agrícolas o ganaderas es alta afuera de las 1,200 hectáreas de Nuevo Durango. Hay que internarse a la zona arqueológica para recuperar una visión más próxima a lo que estos migrantes se encontraron hace más de 60 años. No había luz, ni agua potable, ni escuelas, ni pavimentos. Hoy se vive el reino del hombre.



Cobá

Cuando esta ciudad comenzó a edificarse, en el siglo I, Roma dominaba en media Europa, norte de África y medio oriente. Cuando fue abandonada, alrededor de 1,400, nacía la modernidad y el arte se revolucionaba en el espléndido Quattrocento de Fra Angelico, Giotto, Cimbaue, Masaccio o Ucello.

Cobá, cuya toponimia remite a la abundancia de agua, está rodeada de lagunas, y es últimamente más famosa de lo que el viajero desinformado sospecha. “…en la ciudad maya de Cobá encontramos dentro del grupo Macanxoc, cercano al lago que le da el nombre la Estela 1, la única que posee inscritas cuatro fechas de Cuenta Larga, una de las cuales referencia la era maya que finaliza el 21 de diciembre de 2012, día interpretado por algunos como el fin de los tiempos…”. En Cobá, la pirámide principal Nohoch Mul, de 42 metros de altura, es la más alta de toda la península de Yucatán (Agustín del Castillo)

Colocada dentro de un sencillo recinto abierto en lados opuestos, “tiene 313 glifos esculpidos en sus cuatro lados: De las cuatro fechas de Cuenta Larga, tres relatan sucesos ocurridos en el siglo VII (29 de Enero de 653, 29 de Junio de 672 y 28 de Agosto de 682), la cuarta en la parte posterior de la estela menciona al 13.0.0.0.0 4 Ahau 8 Cumku, comienzo de la actual era maya que finaliza el 21 de diciembre de 2012, incorporándola dentro de ciclos que abarcan 20 períodos de 13 baktunes (cada baktun: 144.000 días), resultando una cifra astronómica, algo mayor a la edad del Universo. En el cuadro siguiente, los glifos y la interpretación de esta particular fecha […] después de la fecha, los glifos que podrían describir lo que sucedería luego, son ilegibles, algunos pudieron interpretar: apareció ... la imagen ... terminó ... 13 pik ... 8 ...” (https://pueblosoriginarios.com/meso/maya/sitios/coba_estela.html).

No llegó la noche perpetua, ni el astro nocturno encarnado por la Panthera onca, para devorar la raza de los hombres. Sólo una fiera que es vivo testimonio del crepúsculo de lo silvestre, escurridiza entre las piedras amontonadas que hacen homenaje a una civilización muerta, entre miles de turistas tumultuosos, ruidosos, perturbadores, que se hacen selfies en las ruinas y el océano verde, un escenario tan espiritual, tan exótico, tan mundano, tan New Age.

La lluvia no cede, las calzadas del mundo antiguo se despueblan por momentos. Un silencioso amate se despliega majestuoso entre estelas olvidadas. Una iguana verde corre a ocultarse bajo las rocas. El fin del mundo no será este diluvio, compasivo de una floresta que ha soportado cuatro meses de sequía.

---------------------------------------------------------

Claves 

El dato 

El jaguar está en peligro de extinción, pero sobrevive en poblaciones importantes, aunque fuertemente presionadas, en la selva Maya que comparten México, Guatemala y Belice.


viernes, 22 de junio de 2018

Interponen la controversia contra acueducto a León



Los legisladores jaliscienses impugnan el acuerdo de 2005 que dio origen al proyecto, y la cesión de derechos de vía de carreteras estatales.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

El Congreso de Jalisco presentó ayer, por vía postal, la controversia constitucional contra los acuerdos entre los gobiernos de Jalisco y Guanajuato, y el gobierno de la República, para el trasvase de agua del río Verde a la ciudad de León, Guanajuato, documento que ha sido recibido en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, única instancia competente para este tipo de litigios.

El poder legislativo busca contravenir el acuerdo de coordinación del año 2005, que dio origen al proyecto de El Zapotillo, el cual fue signado sin considerar al Congreso, así como diversos actos jurídicos derivados, en los cuales tampoco se hizo de conocimiento ni se pidió aprobación de ese poder, aunque la Constitución Política de Jalisco así lo establece.

“…acto que nace tras el incumplimiento por parte de las autoridades demandadas, del marco normativo vigente, muy particularmente de la violación a preceptos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado de Jalisco, leyes secundarias y tratados en materia de Derechos Humanos y Medio Ambiente, firmados y ratificados por nuestro país, derivado de lo cual, se contraviene los principios de legalidad y seguridad jurídica”, destaca el texto de la controversia, de 177 páginas.

Los documentos y conceptos impugnados: uno, el “acuerdo de coordinación que celebran el Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por conducto de la Conagua y los ejecutivos de Guanajuato y Jalisco, para llevar a cabo un programa especial sobre los usos y distribución de las aguas superficiales de propiedad nacional de la cuenca del río Verde, celebrado el 1 de septiembre del 2005, por la omisión de la autoridad demandada de presentar una Manifestación de Impacto Ambiental para la ejecución del acueducto Zapotillo-León, pues con dicha omisión se violan los derechos humanos de los jaliscienses a la igualdad y a la propiedad, a la seguridad jurídica y al acceso a un medio ambiente sano, al acceso al agua, al derecho a la alimentación y al derecho al desarrollo con dignidad”.

Dos, el acta de entrega-recepción inicial “del derecho de vía y terrenos, de fecha 7 de Octubre de 2014”, que firmaron el titular del organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico de la Comisión Nacional del Agua, José Elías Chedid Abraham, y el apoderado legal de la Concesionaria del Acueducto El Zapotillo SA de CV, Joaquín Fernández Píérola Marín, “en la que se consigna la entrega material y jurídica, de entre otros, terrenos de uso común del estado de Jalisco, sin que se cuente con autorización del Ejecutivo del Estado de Jalisco – quien ha sido omiso ante tal situación jurídica-, ni mucho menos autorización del Congreso del estado de Jalisco”.

Tres, el acuerdo de coordinación Jalisco-Guanajuato-Conagua “para llevar a cabo un programa especial sobre los usos y distribución de las aguas superficiales de propiedad nacional de la cuenca del río Verde, celebrado con fecha 1 de septiembre de 2005, por la omisión de presentar un estudio de riesgo, de impactos ambientales y sociales al amparo del principio precautorio establecido en el principio 15 y del principio de evaluación ambiental consignado en el principio 17, ambos, de la Declaración de Río sobre el medio ambiente y el desarrollo, de lo establecido por el artículo cuarto constitucional”, relativo al mismo acueducto.

El cuatro tiene que ver “particularmente los que tienen que ver con el derecho a la información, a la participación y a la consulta, el derecho a la alimentación, el derecho de acceso efectivo al agua, el derecho al desarrollo, desde el principio precautorio y el contexto de cambio climático”.

El quinto, es el “acuerdo del secretario de Infraestructura y Obra Pública de Jalisco por el que se otorga permiso para ejecutar trabajos de construcción ajenos al camino, dentro de los derechos de vía de la carretera estatal número 337 Cañadas de Obregón-Valle de Guadalupe”.

--------------------------------------------------------------

Claves 

Dos datos 

Artículo 35 de la Constitución Política de Jalisco. “Son Facultades soberanas del Congreso: […] II. Facultar al Ejecutivo con las limitaciones que crea necesarias, para que por sí o por apoderado especial, represente la Entidad, en aquellos casos en que la ley lo requiera. Autorizar los convenios que celebre el Ejecutivo, cuando su vigencia trascienda al término del ejercicio para el que fue electo el Gobernador del Estado”

[…] XI. Autorizar al titular del Poder Ejecutivo, así como a sus entes públicos, para que celebren actos jurídicos que trasciendan el ejercicio de la administración estatal, representen enajenaciones o una afectación de su respectivo patrimonio o de su presupuesto de egresos en más de un ejercicio fiscal, y a los Ayuntamientos, así como a sus respectivos entes públicos, para que celebren actos jurídicos relativos a financiamientos y obligaciones que trasciendan el ejercicio de la administración municipal, en los términos que disponga la ley”

jueves, 21 de junio de 2018

Los decretos que levantan Vedas son “poco rigurosos”



El Centro Mexicano de Derecho Ambiental destaca la debilidad de los datos técnicos, la inoperancia de la Conagua y la falta de consulta informada a comunidades.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

La emisión de diez decretos para levantar vedas sobre 300 cuencas del país podría no estar bien soportada en datos técnicos, se violaron procesos de “mejora regulatoria”, se violentaron derechos de comunidades y podrían dar pie a acaparamiento de derechos en usos “no sustentables”, opina el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

“Es posible que los decretos de referencia no hayan sido expedidos con la mejor y más actualizada información científica disponible. Durante el proceso para realizar dichas modificaciones se cometieron anormalidades en el proceso de mejora regulatoria de los Decretos […] es posible que se favorezcan usos del agua que no necesariamente son los más sustentables, así como que se propicie el acaparamiento del recurso en algunos pocos concesionarios, dado que se otorgará la concesión conforme al orden de presentación establecido en la Ley de Aguas Nacionales. Esto constituye un problema toda vez que, en la práctica, el otorgamiento y cumplimiento de concesiones no siempre atiende a los principios de equidad y sustentabilidad”, subraya el organismo de la sociedad civil en un análisis del polémico tema.

“Los decretos emitidos afectan los derechos humanos de los pueblos indígenas puesto que no fueron informados ni consultados, ni se estableció medida alguna para respetar su autonomía y su territorio”, añade.

Los diez decretos se publicaron en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio pasado. “Se suprimen zonas de veda y se establecen zonas de reserva de agua en varias cuencas del país”, esto lo prevé la Ley de Aguas Nacionales en su Título Quinto.

¿Qué significa pasar de un régimen de veda a uno de reserva? “… los decretos modifican el nivel de control sobre las concesiones y la protección de las cuencas hidrológicas pasando de la veda, donde no se permiten concesiones adicionales, a la reserva, donde se protege una parte del agua de la cuenca para usos urbanos y de protección al ambiente, y la otra parte se libera para concesiones. En ambos casos, la Ley de Aguas Nacionales establece que para decretar dichas zonas es necesario que el Ejecutivo Federal realice previamente estudios técnicos y que se consideren los programas nacional hídrico y por cuenca hidrológica, así como las necesidades del ordenamiento territorial nacional, regional y local”.

En el caso “se llevaron a cabo los estudios técnicos para cada uno de los decretos; sin embargo, existen factores contextuales que hacen reflexionar sobre la eficacia y la pertinencia de esta medida de política pública”. Los diez decretos “se basan en estudios técnicos que toman como referencia información generada en 2016 y en algunos casos en el 2011; esto es particularmente preocupante atendiendo a una realidad en donde los efectos del cambio climático, la deforestación, la contaminación y el crecimiento de las manchas urbanas, entre otros, afectan la disponibilidad y la calidad del agua. Adicionalmente, en un lapso de casi tres años se ha continuado de manera importante con la expedición de más títulos de concesión, lo cual sin duda afecta la disponibilidad del agua y cuya variabilidad no ha sido reflejada en los estudios técnicos antes referidos”, apunta el Cemda.

Además, “por mandato de Ley, tanto los estudios técnicos, como la determinación de disponibilidad de agua, se hacen atendiendo a la cantidad de agua y no a la calidad de la misma, aspecto que no debe ignorarse ya que se requiere, además de la cantidad, una calidad de agua que actualmente no ha sido garantizada y que debe ser recuperada a efecto de que los propósitos de las reservas sean efectivamente alcanzados, sobre todo si es agua reservada para el consumo doméstico y el uso ambiental”.

Los decretos debían ser expuestos a consulta pública, lo que sucedió, pero “algunos cambiaron sustancialmente el texto originalmente propuesto. Por ejemplo, en la versión puesta a consulta por el que se suprimen las vedas existentes en las cuencas hidrológicas Río Actopan y Río La Antigua, de la Subregión Hidrológica Papaloapan A, de la Región Hidrológica número 28 Papaloapan […] determinaba originalmente una zona reglamentada la cual es también una figura de control de concesiones que permite un mejor manejo del recurso hídrico. Después de una consulta pública que solamente duró 10 días hábiles y en la que se ignoraron los 58 comentarios formulados por los particulares, el gobierno federal publicó un decreto diferente cuya aplicación tendrá consecuencias diversas a las analizadas por Cofemer, poniendo posiblemente en riesgo la disponibilidad de agua en dichas cuencas y sin dar a conocer las razones por las cuales se justifica el cambio sustancial en el decreto en cuestión”.

Por si faltara, “la consulta pública prevista dentro del proceso de mejora regulatoria no es la consulta previa, libre e informada a pueblos y comunidades indígenas que el Estado debe realizar conforme el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo”.

Reabrir las cuencas a la posible concesión “no sería un problema si en México existiera un procedimiento efectivo para el otorgamiento y cumplimiento de concesiones que respondiera a los principios de equidad y sustentabilidad”; la realidad “demuestra que existe una imposibilidad institucional para dar seguimiento a las obligaciones derivadas de los títulos de concesión, suponiendo además que la concesión haya sido otorgada con base en estudios actualizados de disponibilidad del recurso hídrico”.

La misma Comisión Nacional del Agua (Conagua) “reconoce en el Programa Nacional Hídrico 2014-2018 que la problemática en torno a la gobernabilidad del agua se centra en tres aspectos: sobreexplotación, sobreconcesión y contaminación de los recursos hídricos. Asimismo, señala que la administración del agua ha sido incompleta al no aplicarse rigurosamente la ley, principalmente por la reducida capacidad de la autoridad del agua para realizar visitas de inspección y no instrumentar acciones que permitan un aprovechamiento del agua acorde con la disponibilidad de la misma”.

Ante estas debilidades “se prevé la agudización de conflictos socioambientales existentes hoy en día en torno al agua, en un contexto en donde, además, existe un rezago en el acceso universal de agua potable para satisfacer el cumplimiento del derecho humano al agua consagrado en el artículo cuarto constitucional”, concluye el Cemda.

Grupos civiles ven en cambio de vedas “franca regresión”


No hay privatización “de jure”, pero sí se generan condiciones para grandes negocios a costa del ambiente y de usos prioritarios como la generación de alimentos, aseguran.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Sin apelar al argumento de una “privatización” franca del agua, que no se sostiene jurídicamente con la emisión de los decretos de supresión de vedas en 300 cuencas del país – sencillamente, porque la Constitución no lo permite-, los grupos sociales y ambientales no confían en las “buenas intenciones” del Ejecutivo al descobijar de la prohibición total de nuevos usos del recurso a las zonas del país que contienen, según los propios documentos oficiales, 55 por ciento del agua dulce superficial de México.

Es decir, no hay necesidad de que haya un esquema de clara privatización, si con el manejo de concesiones de bienes nacionales, se ha podido garantizar, de facto, el negocio privado.

A nivel local, el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco apuntó: “Pareciera como el Plan B de la ley de agua que no se han atrevido –o no han podido- promulgar, por el rechazo social que generaría. Con estos decretos se suprimen las concesiones sin título vigente, que se estima son unas 50 mil que se encuentran en esa situación, ya que en su mayoría sus documentos han caducado, pues en gran número de núcleos agrarios las dotaciones del vital líquido que poseen es por decreto presidencial y esta figura cambió con la Ley de Aguas Nacionales vigente, y no las renovaron. También existen un gran número de títulos vencidos de pequeños propietarios que con esta medida quedan fuera, afectando sus derechos fundamentales, aun cuando las causas de pérdida de vigencia sean atribuibles a los propios funcionarios”.


Se necesita elaborar un ordenamiento hídrico de las cuencas del país (Especial) Es decir, considera que la estrategia busca privar de derechos al uso consuetudinario en las cuencas para garantizar la concentración del agua en concesiones de empresas que viven de captar y entregar agua en centros urbanos, caso del proyecto El Zapotillo-León.

Añade: “Los decretos incumplen con este precepto de Gestión Integrada, al ser inequitativo y privilegiar sólo dos usos, dejando fuera a los usos pecuario, agrícola, acuícola […] utilizan de manera sesgada la ‘utilidad pública’, en lugar de ‘interés público’ y con esto pretenden justificar dichas reservas. No son privatizadores por sí mismos, pero abren la puerta a la privatización y a las actividades extractivas, como fracking y minería; también privilegia a la industria asentada en áreas urbanas, que utiliza agua de la red destinada a consumo humano o doméstico.

Es como abrir las puertas del infierno, confiando en la buena voluntad del chamuco…”.

Así, “no considera volúmenes de agua necesarios para el campo –usos pecuario y agrícola- que produce los alimentos para las personas de las ciudades, propiciando con ello un grave impacto social, como la pérdida de soberanía alimentaria, escasez de alimentos y alzas en los precios, así como la pérdida considerable de empleos e incremento de la migración campo-ciudad, aumento de la delincuencia, entre otras”.

A juicio del órgano ciudadano, “una acción imprescindible para evitar que estos vicios se sigan repitiendo, es la elaboración de un ordenamiento hídrico de las cuencas del país, la creación de Unidades de Gestión Integral del Agua en sustitución de los consejos de cuenca y las modificaciones necesarias a la normatividad para hacer esto posible”.

Agua para todos 

A nivel nacional, la organización Agua para Todos, que ha propuesto una nueva Ley General de Aguas fuertemente ciudadanizada, y hace fuertes críticas a la Comisión Nacional del Agua, también emitió un análisis de los decretos:

“…quitan las vedas (último vestigio del modelo anterior de gestión del agua, en manos del Estado en vez del mercado) para extender la lógica del sistema de concesiones impuesto en México a través de la Ley de Aguas Nacionales (1992) como precondicion para entrar en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, por encima y en desconocimiento de la multitud de formas de tenencia del agua y pertenencia al agua-territorio existentes en el país […] aunque las vedas han sido violadas sistemáticamente por la Conagua a lo largo de sus 29 años de existencia, las empresas trasnacionales requieren de concesiones con seguridad jurídica, lo cual requiere formalmente eliminar las vedas”.

Si bien, “están siendo promovidos como una medida de protección al ambiente, incluyen reservas para uso urbano, y en algunos, para la generación de energía eléctrica [en San Pedro Mezquital, Nayarit, reservan 2000 millones de metros cúbicos al año para CFE]”. Los decretos “extinguen los derechos al agua de los núcleos agrarios que no fueron renovados a tiempo. Todos los decretos contienen este lenguaje: ‘las concesiones o asignaciones otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor del presente decreto, serán reconocidas siempre que el título esté vigente; en este momento, hay 50 mil concesiones caducadas en el país, principalmente de ejidos, comunidades y pueblos […] lo más probable es que la Conagua los dejarán en posesión, ahora clandestina, de sus fuentes... mientras liberan estos volúmenes para concesiones en firme a las mineras, petroleras que los están exigiendo”, añade la ONG.


Destaca la omisión del derecho humano al agua y que los organismos operadores beneficiados con el agua de uso público urbano, van a dar prioridad a embotelladoras, industrias, minería y fracking, y que los gobiernos estatales, beneficiarios de muchas de estas concesiones, están comprometidos para sacar adelante el agua-negocio.

“Cada decreto indica que las reservas para uso ambiental en una cuenca podrán ser concesionadas aguas abajo. En las exposiciones de motivos al inicio de cada decreto hablan de la necesidad de un aprovechamiento máximo de las aguas para el desarrollo económico... y ven como un desperdicio los volúmenes de agua que llegan al mar”, aseguran.

A falta de la nueva ley 

Ante “la imposibilidad de sacar adelante su Proyecto de Ley General de Aguas, el gobierno federal y los agentes que representan los intereses económicos tras ese proyecto” han generado un nuevo marco que permite, de facto, el uso económico intensivo de las cuencas, señala Miguel Ángel Montoya, especialista en el tema y asesor del PRD en la Cámara de Diputados.

Esto se logró en cuatro pasos: uno, “la emisión de lineamientos en agosto de 2017 para la autorización del fracking [abusando de la facultad reglamentaria de ejecutivo]”; dos, “impulsar la modificación de las leyes estatales a efecto de establecer facilidades e incentivos para privatizar el servicio público de suministro”; tres, “propiciar la asfixia financiera de los organismos operadores de agua al recortar el presupuesto federal reduciendo hasta en 72 por ciento desde el ejercicio 2016 los recursos federales que les correspondían y al evitar a toda costa el devolverles el pago de Derechos que por ley obliga el artículo 231-A de la Ley Federal de Derechos”. 

Cuatro, “concesionando el agua de los ríos del país que aun está disponible por haberse encontrado bajo la protección de decretos de veda”. Piensa que no es casualidad que una operación tan amplia se haga al final de la administración, “¿Por qué Conagua ignoró las solicitudes de levantamiento de veda en algunas regiones específicas de Chiapas y Oaxaca y hoy de manera repentina y por demás amplia y generosa suprimen las Vedas en 20 estados de la República? La respuesta se puede encontrar en la Ley general de Aguas que nunca fue”.



-------------------------------------------------------------

Claves 

El ABC de los decretos presidenciales 

El 5 de junio de 2018, el presidente Enrique Peña Nieto firmó diez decretos que sumados a dos publicados en años anteriores, liberaban vedas establecidas desde hace décadas en 300 cuencas del país, para establecer reservas de agua con el “caudal ecológico” y abrir espacio con el agua sobrante a nuevas concesiones, pero bajo la prioridad del uso público urbano

Las concesiones son instrumentos que se han utilizado desde la Constitución de 1917 para explotar recursos naturales que, de acuerdo al artículo 27, son propiedad de la nación; así, son aplicados para los aprovechamientos forestales, para las explotaciones mineras y para usar el agua sea para abastecimiento de población o sea para diversos usos económicos como la agricultura (principal usuaria), la industria y los servicios

En ese sentido, la privatización no es posible legalmente, pero sí de facto, pues el segmento del “agua-negocio”, el que utiliza el recurso como materia prima, después la cobra, sea por operar presas y acueductos para el uso público urbano, sea para transformarla en alimentos y bebidas

Las cuencas que fueron vedadas ya tenían usos económicos del agua que fueron respetados, pero no se otorgaron nuevas concesiones. Lo que liberan los decretos es el agua disponible, es decir, que no esté concesionada, pero primero resta una reserva o caudal ecológico que está calculado para garantizar los procesos de vida silvestre que contienen los ecosistemas ribereños. A esa primera resta, la segunda es la de reservar agua para poblaciones. La vigencia de ambas reservas es de 50 años

“La reserva de agua para el medio ambiente es un instrumento jurídico (decreto) que garantiza un volumen de agua para el uso ambiental o de conservación ecológica en una cuenca hidrológica. La finalidad de las reservas de agua para el medio ambiente es lograr la conservación del medio ambiente y los ecosistemas de una cuenca, dando sustento a todas las actividades que en ella se desarrollen fortaleciendo la gestión integrada de los recursos hídricos”, señala la Conagua

Las reservas tendrían que garantizar: 1, la conectividad hidrológica en las cuencas y humedales; 2, la conservación de los humedales y las actividades presentes en ellas; 3, las mejores condiciones de resiliencia (adaptación al cambio climático) y la captura de carbono en humedales; 4, una garantía legal de agua (decreto), y 5, creación de capacidades y cultura del agua en términos de su conservación y protección, añade el organismo federal

miércoles, 20 de junio de 2018

Agua no se privatiza, pero la Conagua debe cambiar


Investigador de la UdeG, que participó en determinación de caudal ecológico, advierte sobre la necesidad de que no sean “letra muerta” por el monopolio que ejerce la Conagua.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

De la polémica por los diez decretos presidenciales del pasado 6 de junio, que cancelan vedas en 300 cuencas hidrográficas de México, algunos datos comprobables: uno, no se trata de una privatización del agua, aunque abre una porción minoritaria del recurso a nuevas concesiones; dos, establece por primera vez los caudales ecológicos y los mide asociados a los recursos bióticos; tres, si la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no se desempeña responsablemente en su aplicación, serán letra muerta.

Esto es parte de las conclusiones del investigador de la UdeG, Luis Manuel Martínez, adscrito al Centro Universitario de la Costa Sur, responsable por casi 30 años del monitoreo del río Ayuquila, y que participó, junto a otros colegas de la misma casa de estudios y de la UNAM, en el estudio y modelación de tres cuencas costeras de Jalisco que entran en el decreto presidencial: los ríos Purificación, Cuitzmala y San Nicolás, justamente para determinar sus caudales ecológicos.

“Estos procesos de reserva de agua empezaron en 2009 con la WWF (Fondo Mundial de la Naturaleza, por sus siglas en inglés); primero en Chihuahua, luego en diversas cuencas piloto, lo que dio como fruto la norma mexicana NMX-AA-159-SCFI-2012, de 2012, que todavía no es obligatoria, pero se aplicó en estos estudios en los que participé […] la WWF identificó, 189 cuencas en el país, analizó cuáles son las que tienen agua disponible, la que tiene áreas naturales protegidas e importantes valores de biodiversidad; la estrategia de WWF era hacer estudios detallados, basado en la norma, con indicadores biológicos […] a lo hidrológico se incluyen peces, plantas acuáticas, invertebrados, el sostén biológico del río; nosotros hicimos con ellos los ríos Cuitzmala, San Nicolás y Purificación, con métodos muy detallados para determinar el caudal para mantener ese funcionamiento vital; también se reservó el uso del agua potable. La Conagua buscaba levantar las vedas y utilizó el parámetro de conservación y el caudal ambiental para levantar las vedas; ciertamente eso no es privatizar, sino concesionar, y ciertamente pueden ser por 35 a 50 años”, explica. En el pasado se llegaron a dar concesiones de un siglo. No es pues, usar herramientas distintas a las que ya se tienen.

No obstante, el científico alerta: la Conagua no tiene la capacidad en personal ni en infraestructura para vigilar que efectivamente se cumplan los supuestos de los decretos. Es decir, ¿quién va a garantizar que se respete el agua reservada para caudal ecológico? Los humedales donde termina el río Cuitzmala, en la costa sur de Jalisco

“Una vez que queda abierta la veda y hay agua disponible, cualquier individuo o empresa puede meter una solicitud; el riesgo es que las grandes empresas meten volúmenes grandes, habiendo disponibilidad, y es difícil que se las puedan negar”, advierte.

El académico señala que la precariedad de datos que maneja la Conagua, que abandonó desde hace décadas el fortalecimiento de su red de hidrometría, no ayuda a saber si ha sido una decisión sensata. “A mí me sorprendió que se terminaran hasta 300 cuencas de 189 originales, pero de forma directa, la WWF se encargó de unas pocas, a nivel detallado, quizás unas quince; el resto fue realizado por la Conagua, muchas veces en escritorio, con análisis hidrológicos que tenían, sin necesariamente tomar en cuenta condiciones naturales; ellos ya no salen a muestrear y ver las condiciones”.

Otro de los problemas es que “las reservas de agua identificadas ahorita es por volúmenes”, y si no se establece una distribución mensual natural, puede ser que en las secas lo estresen los agricultores y en las aguas lo pretendan compensar, lo que hace perder sentido a contar con un caudal ecológico. Y si la Conagua, que es juez y parte, no tiene personal, lo sensato pasaría por fortalecer a la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) para que se encargue de la vigilancia, lo que no está previsto.



“Entonces se van a quedar en el papel las reservas de agua, como agua que no se concesiona, pero no tiene el siguiente paso que asegure que esa agua se quede en el río […] en lluvias puede haber hasta 500 metros cúbicos por segundo en el río, pero el río tiene problemas en las secas. No se trata de darle agua si naturalmente no trae, pero no de quitársela de forma inducida por los usos”, insiste.

Para el río Ayuquila, cuyo decreto no ha sido publicado, el investigador ha propuesto un reglamento que debe asegurar la reserva de agua y su vigilancia. En el caso del río San Nicolás, el más caudaloso de la costa central, tiene casi 70 por ciento de su agua como reservada, y los caudales de Cuitzmala que se reservaron son altos; en el caso del Purificación, que está más presionado, se reservó al menos 40 por ciento.

“En la parte baja tenemos los sitios Ramsar: Chalacatepec, Chamela-Cuixmala, La Manzanilla”, y requieren ese flujo permanente. Pero se hace trampa de muchos modos: en el Purificación meten bombas y secan la corriente completamente para uso agrícola; en el caso de San Nicolás, se pretende abastecer el megadesarrollo de Chalacatepec de una batería de pozos cercana a la corriente, pero “es tan pegada, que evidentemente aprovecha el agua del mismo río por abajo”, aunque se respalde con una concesión de agua subterránea.

De hecho, el agua subterránea es la que mantiene el flujo de los ríos en tiempos en que no llueve. Eso hace pensar al experto que deberían haberse ligado. También destaca que el caudal disponible es corto y que si se va a reservar las reservas de agua, no deberían otorgarse muchos volúmenes en nuevas concesiones.

Para Luis Manuel Martínez, el éxito de los decretos pasa por acotar a la Conagua para que deje de ser “juez y parte”; que la Profepa se fortalezca y vigile el cumplimiento de las concesiones; que se modernice de forma urgente la hidrometría y que se establezcan reglamentos claros. Esta de acuerdo con una nueva Ley General de Aguas, pero con límites: “no todo se puede ciudadanizar, se necesita que el gobierno federal mantenga el papel rector, pero de forma más eficiente, para que no sean letra muerta estos decretos”.


WWF: muy difícil que agua vaya a mineras o fracking


Debe darse vigencia plena a las regulaciones que la ley establece; el ambiente por primera vez es tomado en cuenta, asegura.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Los decretos presidenciales no son ningún “cheque en blanco” para las mineras o los buscadores de yacimientos de petróleo y gas en el país, advierte Eugenio Barrios, director del Programa Agua del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) México.

“Ya hay decretos presidenciales que protegen el agua del país, lo importante es que por primera vez estamos protegiendo un volumen de agua muy importante, que debe permanecer en los ríos de todas estas cuencas, en beneficio del ambiente, y adicionalmente, en volúmenes que solo deben ser para uso domestico, para consumo humano; estamos protegiendo el ambiente, y los derechos de la gente, es la primera vez que se hace algo así y tiene un extraordinario alcance”, señala en entrevista telefónica con MILENIO JALISCO.

“Al contrario a lo que se viene diciendo, estamos protegiendo el agua como un bien común, patrimonio de todos los mexicanos, así como la biodiversidad y ecosistemas que dependen de esta agua; de ahí la gran trascendencia de estos 10 decretos, que no fueron madruguete, se firmaron el 5 de junio, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente […] pero venimos trabajando en el tema desde hace 12 años, de la mano de diferentes centros investigación en el país, en comunidades, y con otras organizaciones de la sociedad civil, y nuestro instrumento es la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente”, subraya.

Advierte que “técnicamente son sólidas las propuestas, pero si no fueran solidas, hay algo muy importante: los volúmenes que se están asignando, que en promedio son de 70 por ciento del agua en cuencas [el río Usumancita la reserva de agua es de 93 por ciento] nos colocan del lado preventivo, y eso es importante, estamos tomando acciones preventivas para tener estos ecosistemas, para mantener la funcionalidad en las cuencas, que nos beneficie a nosotros como sociedad […] los procedimientos quedan totalmente documentados, como un protocolo, que más adelante tendrán que ser revisados, con consideraciones, hipótesis, y es ahí donde entra el monitoreo de las reservas y su posible ajuste”.

El directivo de la WWF señala que la información hidrológica de la Conagua es de diversas calidad, según las cuencas, pero “lo importante es tomar las decisiones, con un enfoque preventivo, para ponernos en la dirección correcta en el manejo de este recurso; las reservas nos están abriendo una nueva era en el manejo del agua, con la capacidad de ir mejorando, de ir entendiendo, eso es lo que significan las reservas en términos de gestión”.

Admite que tanto la autoridad como las comisiones y consejos de cuenca deben acordar el modo de operar para no dejar en letra muerta los objetivos del decreto. “Tendrán el papel de seguimiento, transparentar la cantidad de agua que tenemos, para el ambiente, para la gente, para otros usos”.

- ¿Es posible que las mineras y las empresas que pretenden hacer fracking para buscar hidrocarburos, se puedan quedar con grandes concesiones de agua?

- Debemos ver las reservas como la condición para una distribución justa del agua; a partir de estas condiciones viene todas las derivaciones, una de las condiciones en el agua para otros uso, es que no debe de impactar la funcionalidad hidrológica, de la reserva del agua para el medio ambiente; es una primera gran restricción; luego vienen una serie de instrumentos complementarios, la reserva no va ser todo, está poniendo el piso, y ahí es donde entran todos los demás instrumentos, el propio título de concesión es un instrumento de regulación del usuario, y están las regulaciones de impacto ambiental, las licencias, los permisos.

- A condición de que la Conagua deje de pretender ejercer ese monopolio en la toma de decisiones.

- Así es, absolutamente, lo dices bien. Yo creo que la ley siempre es perfectible y es mejorable; el país tiene pendiente establecer la nueva Ley General de Aguas, y en esta hay que aprovechar todos los aspectos positivos en que hemos avanzado, y sin duda este es uno de ellos, y fortalecer otras cosas que hemos identificado: la participación social en su justa media, el monitoreo, la transparencia, la rendición de cuentas.

lunes, 18 de junio de 2018

Pasan prueba autos híbridos y eléctricos


Los gobiernos quieren detonar la nueva economía verde, en busca de que los autos de combustión interna sean desplazados

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.

En el tema de los autos de la transición energética, primero híbridos y luego totalmente eléctricos, el futuro ya llegó a Jalisco, y aunque el precio se mantiene como el principal obstáculo para popularizar esta tecnología y superar el viejo auto de combustión interna movido con gasolina, las ventajas son tales que los sectores económicos, incluso los que oponen más resistencia, ya transitan a ese cambio.

El coordinador general administrativo de la Universidad de Guadalajara, Luis Alejandro León Dávila, destaca las notables ventajas de la inversión en 70 autos que la casa de estudios, pionera en el tema a nivel estado, ha alcanzado desde hace más de un año, que se echaron a andar.

Con los precios actuales de gasolina, un vehículo de combustión interna típico de cuatro cilindros, requiere casi 2,500 pesos para movilizarse en un mes, con 130 litros y 1,510 kilómetros de recorrido. Uno de seis cilindros se va a 3,750 pesos bajo las mismas condiciones. En cambio, un auto eléctrico sedán que podría pagar de dos a tres pesos por kilowatt hora, y consume 227 kw/h gasta de 454 a 600 pesos por el mismo recorrido.

En el caso de los híbridos, va por mitad: un costo insignificante de energía que ronda 300 pesos y de 1,250 a 1,850 pesos de gasolina, si la relación es uno a uno.

“El costo mensual es de 40 a 70 por ciento más barato”, sostiene. Por eso, la casa de estudios adoptó la política de solo renovar el parque vehicular con esta clase de tecnología, situación similar a la adoptada por el gobierno de Jalisco, cuya adquisición de este tipo de autos va también lenta, pero crecerá progresivamente.

Los costos por unidad siguen arriba pero van en descenso paulatino. Los autos tipo sedan rondan de 350 mil a 400 mil pesos en contraste con un compacto cuatro cilindros nuevo, de combustión interna. Que ronda 120 mil pesos. Esto hace que solamente los bolsillos más holgados puedan ser los compradores de las nuevas tecnologías. O bien, las instituciones públicas, que además, como en el caso de la UdeG, han obtenido precios reducidos porque los vendedores de esta tecnología desean impulsar la publicidad sobre sus ventajas.

El otro gran valor de los autos de tecnología alternativa es que, en el caso de que sean solamente eléctricos, alcanzan tasa de emisiones cero, mientras un cuatro cilindros en buen estado arroja 181,200 gramos de emisiones de bióxido de carbono, y uno de seis cilindros en buen estado, 241,600 gramos, en ambos casos al mes. No se debe olvidar que 40 por ciento del parque de vehículos que circula en el área metropolitana de Guadalajara, 800 mil unidades de un total que rebasa dos millones de unidades, es un segmento que tiene más de 20 años, lo que significa tecnología obsoleta y niveles de contaminación muy superiores a los autos nuevos. No es casual que arriba de 90 por ciento de la contaminación de la ciudad se deba a los automóviles.

“En total, el número de vehículos que están en la flotilla vehicular de la Universidad de Guadalajara es de 948, pero de este número, solo es factible por la tecnología disponible al momento a nivel mundial, que el cambio tecnológico se dé reemplazando los 328 vehículos tipo sedán. De ellos, al día de hoy hemos renovado 70, lo que representó 21 por ciento del parque factible de renovar”, apuntó el funcionario.

---------------------------------------------------------------

CLAVES 

Crece el sector 

Todavía de forma tímida, pero se venden cerca de diez mil autos eléctricos en México por año. Jaime Hernández, director general de la Comisión Federal de Energía (CFE), informó a comienzos de año que ya existen 900 centros de carga distribuidos en las principales ciudades del país

La Secretaría de Energía y la CFE plantean instalar mil estaciones de servicio para abastecimiento de autos eléctricos

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en 2016 se vendieron 8,260 unidades de híbridos y eléctricos, mientras en 2017 la cifra aumentó por encima de 9,177 vehículos

Los estados con mayor venta Ciudad de México con 44.6%, Estado de México con 13.4%, Jalisco con 7.2%, Nuevo León con 6.1% y Michoacán con 2.9%.

sábado, 16 de junio de 2018

Afrontar desafío carretero es urgente para el jaguar


Sin medidas de mitigación y trazos adecuados, el riesgo de muerte de felinos es alto.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

La construcción no planeada de una carretera puede ser una trampa mortal para los jaguares. Los ecólogos hacen hincapié en el riesgo de muerte por atropellamiento, como el ocurrido hace diez días en Nayarit; y asunto a largo plazo muy serios como la fragmentación de los hábitat, la facilidad de ingreso de cazadores furtivos y la posible “deriva génica” por el aislamiento de las poblaciones.

La implementación de proyectos de infraestructura, “particularmente la construcción, modernización y ampliación de las redes de transporte, está considerada globalmente como uno de los factores de crecimiento económico”, pero “existe abundante información documentada sobre los impactos de los proyectos carreteros en los ecosistemas, como la interrupción del flujo ecológico de un ecosistema, pues se alteran los patrones espaciales del paisaje al crear la carretera una barrera a los movimientos de la vida silvestre, con lo que se inhibe el paso natural de las especies de un sitio a otro y se afecta significativamente a las comunidades animales”, señalan los investigadores Danae Azuara, Carlos Manterola y Edmundo Huerta.

En su artículo titulado Carreteras y corredores biológicos, publicado por la Comisión Nacional para Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), refieren: “es un hecho contundente que las carreteras crean una barrera para los movimientos de la vida silvestre y como consecuencia importantes efectos sobre la demografía de comunidades animales, la reducción de la biodiversidad y el incremento de la tasa de extinción. Un estudio realizado en un sistema carretero en Estados Unidos demostró que los efectos perjudiciales para el ecosistema se extienden a más de cien metros de distancia desde la carretera. Además de los atropellamientos, existen otros efectos sobre la vida silvestre que son determinantes y que van desde consecuencias en los patrones reproductivos hasta múltiples impactos en la vida silvestre ocasionados por el ruido producido en la carretera. Este último es un factor cuantitativo que permite medir los efectos ecológicos”, agregan

En este contexto, “los conceptos ecológicos que más influencia tienen actualmente en la ecología de caminos son hidrología, microclima, gases invernadero, comunidades vegetales, sucesión ecológica, biodiversidad, especies exóticas, ecología poblacional, corredores biológicos, efecto de borde, efecto de filtro, modelos de cambios espaciales en el uso de suelo, entre muchos otros. Además de la huella física que implica la carretera existe una ‘huella virtual’ rodeando cada camino. Esta huella virtual es el efecto acumulado en el tiempo y espacio de todas las actividades que los caminos inducen o permiten, así como los impactos ecológicos de esas actividades”.

La idea es “mantener los servicios de transporte en los caminos sin alterar significativamente los flujos energéticos, ciclos de nutrientes, regímenes hidrológicos y el movimiento natural de poblaciones animales”.

La ausencia de planeación, y sobre todo, de cumplimiento de sus condicionantes, deriva en mortalidad de vida silvestre, “en algunos casos, la mortalidad por colisiones o atropellamientos puede ser mayor a la producida por causas naturales, como la depredación o las enfermedades, lo cual es especialmente grave en poblaciones de especies en riesgo de extinción, ya que, sumada a otros factores de amenaza, reduce la probabilidad de éxito de la recuperación de especies en riesgo”.

Las muertes por atropellamiento se dan tanto en especies de gran tamaño, como osos, venados, felinos mayores, como en animales de talla menor. Muchos estudios en Estados Unidos informan que mueren más aves que mamíferos por atropellamiento en carreteras […] Florida informa que aproximadamente 49 por ciento de muertes del puma de Florida (Puma concolor coryi) eran por atropellamiento, antes de implementar medidas de mitigación. También estaban amenazadas especies como oso negro, venado cola blanca, cocodrilo y águila calva. En el sur de California, pumas y ocelotes son las especies más afectadas; el lobo lo es en Minnesota, y el alce en Alaska”.

Los caminos “también alteran la calidad del hábitat cercano y la respuesta de diversas especies, como el jaguar, que muestran una menor densidad poblacional cerca de las carreteras o menor éxito en su reproducción. Se han llevado a cabo varios estudios en donde se comprueba que las densidades poblacionales de 60 por ciento de las especies de bosques y pastizales que viven cerca de los bordes de carreteras son inferiores a las densidades localizadas lejos de ellas. El ruido generado por el tránsito vehicular es uno de los factores de mayor impacto en la fauna, ya que genera efectos como: desplazamiento, reducción de áreas de actividad y bajo éxito reproductivo, lo que está asociado a pérdida del oído, aumento de las hormonas del estrés, comportamientos alterados e interferencias en la comunicación durante la época reproductiva, entre otros”.

Por otra parte, “la presencia de caminos puede elevar indirectamente la mortalidad de diversas especies ya que al facilitar el acceso a las personas a estas áreas se promueve la caza furtiva, otra de las amenazas identificadas para el jaguar”. Para este “caminos o carreteras pueden ser barreras reales para su movimiento, ya que en la mayoría de los casos funcionan como barreras-filtro que impiden movimientos a través de ellas. Un efecto de éstas puede ser la disminución del movimiento de genes entre poblaciones, lo que ocasiona depresión genética por entrecruza que puede causar, a su vez, esterilidad o debilidad en la descendencia o puede aumentar la probabilidad de deriva génica”.

Los jaguarólogos reunidos esta semana en Cancún, han analizado el problema, como uno de los más decisivos para alcanzar la conservación real de la pantera americana.

Profepa denuncia atropellamiento 

Sin contener más elementos que las quejas indignadas de los ecologistas por el atropellamiento y muerte de un jaguar joven en la carretera San Blas-Tepic, la delegación nayarita de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente presentó denuncia ante el Ministerio Público Federal contra el automovilista que provocó el percance, aunque no tiene más elementos que el cadáver del felino.

El pasado 2 de junio fue encontrado el ejemplar de jaguar muerto en la carretera de cuota Autopista Tepic-Crucero de San Blas, kilómetro 18+100, terrenos del ejido de Mecatán, Municipio de San Blas, Nayarit, el cual presentaba golpes contusos y escoriaciones en parte de su cuerpo, presumiblemente a causa de un atropellamiento. “El Agente del MP adscrito a la delegación de la PGR en Nayarit, el cual después de realizar los dictámenes correspondientes, dentro de la carpeta de investigación, determinó que el cuerpo del jaguar se encontraba en condiciones para ser entregado a una institución educativa o pública, con fines de investigación científica así como educativos”. 

Ante la solicitud de la Dirección de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales Nayarit, se entregó el ejemplar de entre 8 y 10 años de edad, con una longitud de 1.63 metros y peso promedio entre 65-70 Kilogramos, el cual mantenía bajo resguardo en estado de congelación, para evitar su descomposición. 

“El ejemplar deberá ser destinado para realizar toma de muestras de piel, sangre, músculo, así como de restos alimenticios en su estómago e intestino, para determinar sus hábitos de alimentación, medidas morfométricas y practicar taxidermia, recuperar la osamenta, en especial el cráneo y, una vez disecado, utilizarlo con fines de educación ambiental, difusión, capacitación a grupos de vigilancia, ejidos, ganaderos y pescadores, en cumplimiento a las acciones prioritarias de investigación y monitoreo”. 

Con ello "se busca también determinar la zona de presencia y distribución de esta especie protegida, sobre todo con base en sus hábitos alimenticios, toda vez que se han registrado avistamientos de ejemplares desde San Blas hasta el Área Natural Protegida de Escuintla, que forman parte del denominado corredor del jaguar, y poder delimitar su área de distribución y acciones para su eficaz protección".


viernes, 15 de junio de 2018

El tigre, la ventana por la que se debe mirar al jaguar



La directora de WWF en México destaca la urgencia de aprender de la crisis y recuperación de la pantera asiática.

Agustín del Castillo / Cancún, Quintana Roo. MILENIO JALISCO. 

Más allá del similar papel ecológico que tienen la Panthera tigris (tigre) y la Panthera onca (jaguar), que llega incluso a la confusión habitual en el habla coloquial de los latinoamericanos, la crisis que ha puesto al borde de la extinción a la magnífica fiera asiática, la mayor en su género del planeta, ofrece lecciones que se deben aprender y considerar en los esfuerzos para salvar al jaguar, señala la directora de WWF México (Fondo Mundial de la Naturaleza), María José Villanueva.

Por si fuera poco, no sólo se trata del desastre poblacional gestado por la agresiva expansión humana que alteró ecosistemas, además de la caza directa; los recientes y exitosos esfuerzos de multiplicar al felino rayado son un aliciente a tomar acciones audaces en el ámbito territorial de los jaguares, subrayó.

“Los países donde se distribuye el tigre se organizaron y lanzan una iniciativa de un tigre por 2 [Tx2], que tiene una meta ambiciosa de doblar la población de tigres al año 2022, ¿y por qué al año 2022?, porque es el año del tigre chino, y ahí se juntan trece países y lo sacan adelante”, señaló al participar en el Simposio Internacional de Ecología y Conservación del Jaguar.

En 2010, la población de tigre estaba en 3,300; “trece países se han conjuntando en un plan global, para lograr el regreso de los tigres, este se ha dado en el noreste chino, en Nepal, que logró ser el país con cero cacería de tigres; India es que el mayor número de tigres aporta a este censo, con 2226; le sigue Rusia con 433, Indonesia con 371, y Malasia con 250; hay países como Myanmar que no se tomaron en cuenta porque su censo no se había actualizado, en total, el estatus global de los tigres es de 3,890 animales, sigue siendo un reto poder ayudar a esta población, pero está en el camino”, destacó.

Más de 6,000 tigres salvajes es el objetivo global establecido en la Cumbre de Tigres. “Es ambicioso la intención de la Cumbre del Tigre era establecer el listón lo más alto posible para garantizar que la conservación del tigre recibiera la prioridad, el esfuerzo, la innovación y la inversión requeridos. Mientras que seis mil es el pico de las ambiciones de Tx2, revertir el declive global de las décadas anteriores es un enorme y raro éxito de conservación nunca antes logrado en la conservación del tigre”.

El aumento en el número “es el resultado de la inclusión de nuevas áreas en las encuestas nacionales, la mejora de las técnicas de encuesta y el crecimiento de la población debido a los esfuerzos de conservación. India, Rusia , Nepal , Bhután y Bangladesh han llevado a cabo estudios exhaustivos de tigres nacionales, dando una imagen clara de sus poblaciones de tigres salvajes, un paso crucial hacia Tx2”, señala la página http://tigers.panda.org/tx2/.

La directora de WWF agrega: “¿pero cuáles han sido los elementos clave? Es un trabajo regional para la conservación del jaguar; primero que nada es la visión a largo plazo, y aplicado a nuestro contexto, no hay que ver solamente las zonas donde quedan los jaguares, sino que tenemos que ver las zonas donde queremos que regresen, con una visión a largo plazo que asegure, como en este caso para el tigre y su hábitat; ahí un factor elemental fue el político, y el enfoque de paisaje, el uso de tecnología, herramientas, alianzas estratégicas, oportunidades y monitoreo a largo plazo de forma muy rigurosa…”.

En el caso del impulso político, “es muy importante tener campeones, campeones a nivel presidencial, a nivel ministerial, que impulsen la agenda de conservación a los más altos niveles; en el caso de los tigres se contó con el apoyo importante del presidente ruso Vladimir Putin, que logró convocar a los países con tigres para reuniones de colaboración, que han seguido avanzando y ya van para su tercera, en diferentes niveles y regiones; y se ha logrado generar en este momento un polígono. De ahí se lanza un programa global de recuperación del tigre, que tiene la meta común de doblar la población […]”.

La Panthera tigris tenía alrededor de 100 mil individuos hace poco más de un siglo. Se da un rápido declive desde 1970, y de tener 2,200 tigres en el 2010, “si siguiéramos sin cambiar de paradigma, trabajando de manera aislada y con los mismos enfoques , estaríamos viendo una pérdida de tigres hasta su extinción […]de forma paralela, la pérdida de biodiversidad no es bastante distinta”.

El enfoque de la nueva estrategia tigre es reducir a cero la cacería. Nepal lo ha logrado. No sólo es evitarla, se trata de impedir la comercialización de subproductos. Luego es buscar un enfoque de asegurar el hábitat. Se empieza con una fase piloto, y se va escalando; se selecciona un número determinado de paisajes y se trabaja en ese territorio, donde se debe determinar cómo es el mapa de los intereses y delos usos económicos, la industria, la agricultura, la ganadería, y por eso se debe atender de forma transversal con una serie de políticas públicas que incidan en todo el tema del desarrollo.

El enfoque del paisaje debe tener una promoción de los corredores. Se debe detectar claramente las áreas de oportunidad para avanzar más rápido.

El análisis incluye poder saber “cómo está el tema del hábitat, el tema de las presas, y esta es una especie de check list que te dice cómo están los territorios, dónde debes mejorar, y está teniendo un éxito efectivo; por otro lado se aplican protocolos para reducir el conflicto humano-jaguar, y va acompañado de capacitaciones a guadaparques, a comunidades, a tomadores de decisiones, para poner prácticas que permitan reducirlo”. También está el uso de la tecnología más avanzada en la vigilancia y el patrullaje, que impida la impunidad cuando se agrede a la especie o a sus ecosistemas.

“Quiero destacar el rol que los gobiernos de los países han logrado; son los que tienen que estar llevando el carro, con la sociedad civil, con la academia; tenemos que estar apoyando, y por último, pero no menos importante, es el trabajo con comunidades, son los testigos, los custodios, los representantes, y son parte del ambiente que queremos cuidar, y además, son los principales interesados en tener un ambiente sano y en obtener subsistencia de forma sostenible”.

Y aunque se tiene identificado que al población de tigres ha aumentado, “no necesariamente es de manera homogénea; es en algunas zonas, y en otras está muy mal. Identificar los sitios donde se da el conflicto humano-jaguar, tener un monitoreo como el que ya se ha presentado aquí, con múltiples trabajos; el monitoreo del hábitat, que es uno de los múltiples indicadores que tiene esta iniciativa”, son factores críticos para lograr el éxito. Evidentemente la mayor pantera el planeta no está salvada, pero el caso demuestra que con voluntad política, recursos, estado de derecho y participación social y comunitaria, se puede avanzar contra la tendencia de la realidad.

Aumenta número de jaguares; buscan reserva multinacional


Cifras alentadoras para los defensores de la pantera americana, pero algunos expertos toman el dato con escepticismo.

Agustín del Castillo / Cancún, Quintana Roo. MILENIO JALISCO. 

Más de veinte años de trabajo continuo de diversas instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales, y sobre todo, comunidades rurales, parecen construir un caso de éxito en cuanto a la conservación del jaguar en México: el censo levantado este mismo año arroja una población estimada de 4,800 panteras en todo el territorio nacional, frente a cuatro mil que arrojó el ejercicio de 2011, dijo ayer el presidente de la Alianza Jaguar, Gerardo Ceballos.

Por su parte, el comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro del Mazo Maza, anunció que el gobierno pugnará, con base en los acuerdos tomados para proteger la especie, en la reunión de Nueva York del 1 de marzo pasado, acordar con los vecinos países de Belice y Guatemala, la conformación de una gran reserva multinacional Maya, bajo la premisa de que se trata de la región de selva húmeda más importante de América del Norte y segunda del continente, tras la Amazonia; y que en el caso de Calakmul y Montes Azules, las dos áreas protegidas mexicanas del conjunto, registrarían 800 individuos de “tigre”, es decir, una población amplia y sana.

En el censo de 2018 participaron 25 grupos académicos de 16 instituciones; se colocaron 396 cámaras trampa en once sitios del país con un radio de cobertura de nueve kilómetros: Montes Azules y La Sepultura (Chiapas), Sierra del Abra Tanchipa (San Luis Potosí), Los Chimalapas (Oaxaca), Laguna Om y El Edén (Quintana Roo), Nevado de Colima (Jalisco), Sahuaripa (Sonora), Meseta de Cacaxtla (Sinaloa), Sierra de Chilpancingo (Guerrero) y Punto Puc (donde convergen los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo). El jaguar está presente en territorio jalisciense, donde se hacho esfuerzos por protegerlo (Especial).

“Durante 60 días, las cámaras trampa tomaron 4,506 fotografías, de las que 348 imágenes correspondieron a jaguares, identificándose a 46 individuos. Esas mismas cámaras captaron 3,556 imágenes de 20 especies de las que se alimenta este felino”, precisó Gerardo Ceballos. El Segundo Censo Nacional del Jaguar 2018 fue coordinado por el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con el apoyo de la Conanp y de la Alianza WWF-Fundación Telmex-Telcel.

No obstante que la administración del gobierno federal a punto de terminar, que encabezó Enrique Peña Nieto, es la que menos ha apoyado con presupuestos al sector ambiental desde que este fue creado a fines de los ochenta (la merma real de dinero supera 40 por ciento), es durante su gestión cuando se presentan resultados prometedores sobre la Panthera onca, aunque algunos jaguarólogos vieron los resultados del censo con escepticismo.

“Yo no publicaría esos datos hasta no tener manera de consolidarlos, de compararlos, de demostrar lo representativos que son”, señaló vía telefónica el experto en jaguar, Rodrigo Núñez Pérez. El científico michoacano, quien ha encabezado desde los años 90 los monitoreos de pantera en las costas occidentales del país, señala dos riesgos agregados a una difusión posiblemente triunfalista: que autoridades y activistas “se duerman en sus laureles”, ante la idea de que la fiera es abundante y se olvide la necesidad de vigilar su buena conservación, de sus presas y de sus hábitats; y que los grupos de presión que pretenden reabrir a la cacería ejemplares del felino (prohibida por el gobierno mexicano desde 1986), vean su oportunidad. Núñez Pérez fue por once años presidente nacional del Grupo de Expertos en Jaguar.


La Conanp

Según el comisionado, el Programa de Acción para la Conservación del jaguar ha incidido “en el aumento de la superficie de cobertura forestal respecto a hace dos décadas, al incremento en la superficie de Áreas Naturales Protegidas y a un mayor esfuerzo de muestreo en relación con el censo realizado en 2010”. No repara en el hecho de que las ANP se encuentran con menos presupuesto real que nunca desde el año 2000.

“En las ANP de México, se concentran algunas de las poblaciones más importantes de jaguar en el país. El compromiso del país es proteger a los jaguares que viven en nuestro territorio. Actualmente, cerca de 38 por ciento del hábitat del jaguar se encuentra protegido en 43 ANP con decreto federal, y la Conanp se ha comprometido con incrementar la superficie protegida con el decreto de nuevas reservas como Monte Mojino en Sonora, Marismas Nacionales y la Bahía de Santa María en Sinaloa, así como el reconocimiento de múltiples áreas destinadas voluntariamente a la conservación en todo el país”, agregó del Mazo Maza.

El organismo “también ha invertido de manera importante en el monitoreo y conocimiento de las poblaciones de jaguar, actualmente estudiamos a la especie en más de 37 ANP, de manera activa, con cámaras trampa y con ayuda de nuestros equipos de monitores comunitarios, ONG, investigadores y científicos aliados”, añadió, en la ceremonia de clausura del Simposio Internacional de Ecología y Conservación del Jaguar, que se realizó en este centro turístico del Caribe mexicano.

“Sin duda es muestra del éxito que tiene la política de conservación, del trabajo, la dedicación y la entrega de todos; un trabajo conjunto que se ha logrado entre gobierno y académicos para establecer precisamente las políticas públicas, necesarias, de conservación; sabemos que estamos frente a la sexta extinción masiva, que es la primera que es ocasionada producto de la actividad humana [sic]… los países en el rango de distribución del jaguar buscamos la cooperación internacional para crear reservas que concuerden con la ecología de la especie, esto debe incluir enfoques innovadores de conservación, incluyendo a organismos financieros innovadores, como la reserva multinacional, la creación de corredores biológicos, que le den conectividad al hábitat del jaguar, en un trabajo entre las secretarías de Medio Ambiente y la de Agricultura y Ganadería; así como la reciente promulgación de la Ley Forestal, lo que permitirá buscar esquemas de desarrollo sustentable, y evitar que los subsidios a la ganadería y a la agricultura, promuevan la deforestación de bosques y selvas…”.

México tiene el compromiso de una tasa de deforestación cero en el año 2020, recordó el titular de la Conanp. Destacó la creación del fondo para la conservación de especies en riesgo, “un avance histórico en el país”, que protege 14 especies prioritarias y trabaja en 21 áreas naturales protegidas.



-------------------------------------------------------------

Claves 

Una fiera única en América 

El jaguar es la única pantera americana; las panteras son grandes felinos que se distinguen por su tamaño, su robustez, y el rugido característico. “Popularmente se cree que esto es debido a la osificación parcial del hueso hioides, pero nuevos estudios afirman que la capacidad de rugir se debe a adaptaciones morfológicas, sobre todo en la laringe y en las cuerdas vocales”, dice la wikipedia

El tigre es la mayor pantera del mundo, seguido muy de cerca por el león (que aparenta mayor tamaño por su gran melena). El jaguar se ubica en tercer sitio, el cuarto lo ocupa el leopardo y el quinto, el leopardo de las nieves, morador de las montañas Nevadas al norte de India y oeste de China

Los ejemplares de jaguar macho del gran pantanal o del Amazonas pueden rondar en 100 kilos, pero los ejemplares mexicanos rara vez superan los 60 kilogramos. El puma, que no es pantera, sino que conforma un género único: el Puma concolor, puede tener tallas y peso similares en las regiones boreal y austral del continente (Canadá y Chile)

La dieta del jaguar ha reportado más de 85 especies: pecarís, venados, tepezcuintles, coatíes, armadillos, caimanes, cocodrilos, monos. Vive en 18 de los 21 países latinoamericanos y, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), “solo quedan 64,000 ejemplares en vida silvestre”, 90 % de ellos en la Amazonia


jueves, 14 de junio de 2018

Acusan a alcalde de La Yesca de invadir Jalisco


Señalan a Ignacio Flores Medina de penetrar un predio privado.

Agustin del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Una acción de restauración realizada por la Comisión Federal de Electricidad en los bosques de Bolaños, fue aprovechada por el presidente municipal de La Yesca, Ignacio Flores Medina, para irrumpir ayer en el territorio jalisciense y penetrar en un predio privado, lo que motivó la queja de sus administradores.

El 8 de abril se generó un incendio forestal provocado por la rotura de un cable de CFE. Los propietarios de El Astillero, ubicado en la parte alta del cañón del río Bolaños, en el municipio homónimo, negociaron con la paraestatal, CFE división Zacatecas, a la que corresponde el mantenimiento de esa línea, y llegaron a tres acuerdos a cambio de los cuales se les otorgó permiso para ingresar al predio: proteger la línea contra colisión y electrocución de aves, reforestar las 200 hectáreas incendiadas y enterrar la línea eléctrica en su cruce por el área de recarga, que es donde vuelan las rapaces para caza.

Sin embargo, ayer se presentó el alcalde de La Yesca, Nayarit, con gente de la división Nayarit de CFE, para conectar y tender nuevamente los cables reventados. “Es decir, invadió en función el estado de Jalisco y otro municipio de donde no es alcalde, el de Bolaños, Jalisco, junto con personal de CFE división Nayarit, además de que penetró a una propiedad particular”, señalaron a MILENIO JALISCO los administradores del bosque.

Señalaron que se van a presentar denuncias en los congresos de Jalisco y de Nayarit, a la par de que se deberá preparar denuncia ante la Profepa [Procuraduría Federal de Protección al Ambiente] por el incendio y los daños ambientales. “Hablamos con el presidente de La Yesca, le dijimos que estamos en acuerdo con CFE Zacatecas, quien espera la autorización de la división Bajío y por ello no había lugar a su presencia; le pedimos que platicara con el presidente de Bolaños, Juan Carlos Rodríguez Mayorga, dado que él estaba enterado del asunto, pero no hizo caso”, dijo uno de los responsables.

Esto ha provocado que el acuerdo con la CFE se haya echado a cargo. El munícipe de La Yesca será denunciado por violar la soberanía de Jalisco y usurpar a la autoridad local.

Plantean conformar la Alianza Latinoamericana para el Jaguar



Investigadores y ONG de catorce países donde existe o existió el jaguar, esperan empujar una iniciativa continental.

Agustín del Castillo / Cancún, Quintana Roo. MILENIO JALISCO. 

El momento estelar del Simposio Internacional de Ecología y Conservación del Jaguar, que se realiza desde hace cuatro días en esta ciudad del Caribe mexicano, llegó la tarde de ayer: la propuesta enarbolada por los investigadores Gerardo Ceballos y Rodrigo Medellín, de la UNAM, para dar paso a una gran asociación de expertos y organizaciones de la sociedad civil de toda América Latina, con el propósito de gestionar e influir en los gobiernos del subcontinente y encontrar las políticas públicas fundamentales para salvar a la pantera del neotrópico.

No fue sorpresa. Ya se había adelantado como parte de las discusiones de la tercera jornada, y dada la gran convocatoria que tuvo el encuentro, con investigadores y activistas ambientales de catorce de los 18 países donde originalmente se distribuía el gran gato, era un momento idóneo para plantearlo.

Los académicos subrayaron la necesidad de respaldar la iniciativa gubernamental a favor del jaguar que se estableció en una reunión entre ministros ambientales en Nueva York, en marzo pasado, en el contexto del Día Mundial de la Vida Silvestre.

Los académicos y oenegeros acordaron establecer una mesa de trabajo de unos 20 asistentes, en la que se discutirá la conformación de una estrategia de trabajo, bajo la premisa de que es urgente detonar las acciones públicas gubernamentales para que sea eficazmente detenido el deterioro del hábitat y la agresión directa a los felinos. Subrayaron que de las 32 grandes subregiones con presencia de Panthera onca, solamente el extenso Amazonas tiene poblaciones sanas y completamente viables. En el resto, el jaguar debe sobrevivir en entornos cada vez más hostiles.

La intención, dijo Ceballos, es que la Alianza Latinoamericana del Jaguar tenga representaciones de todos los países, que sea voluntaria, que contenga reglas claras de operación interna y que propicie la conformación de las alianzas nacionales que faltan. También se consideró importante poder llamar a algunos de los hombres con mayor poder económico del subcontinente –Carlos Slim, el más rico latinoamericano, financió este encuentro con base en su alianza con la WWF (Fondo Mundial de la Naturaleza). El hecho que se busca no es sustituir a los gobiernos, sino ayudarlos a tomar decisiones adecuadas y acompañarlos en su implementación.

Otras propuestas es que la alianza de científicos tome acuerdos para el levantamiento de datos homologables, y además, dijo un representante brasileño, “la necesidad de que podamos definir ya los genomas completos” de las poblaciones de jaguar de cada una de las subregiones. Otra posibilidad a instrumentar es generar procesos de certificaciones para los productos que salen de las selvas y bosques sin perjudicar jaguares, una suerte de certificación o reconocimiento similar a la que se da a los tequilas y agaves que viven del servicio ambiental de la polinización de murciélagos, una gestión que encabezó el científico Rodrigo Medellín.

En ese caso, el compromiso es que se deja 5 por ciento de las plantas que florean, el jiote (el tallo comestible de la flor del maguey) para uso de los quirópteros, y a cambio se da un reconocimiento de que esa plantación y esa bebida son amigables con los murciélagos.

En marzo pasado, representantes de gobiernos de América Latina se comprometieron “a trabajar conjuntamente para desarrollar e implementar acciones que aseguren la conservación del jaguar”. Fue durante el Foro de Alto Nivel Jaguar 2030, organizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Wildlife Conservation Society (WCS), Conservación Internacional (CI) y Panthera.

Los firmantes fueron secretarios e integrantes de los gabinetes de medio ambiente de Argentina, Belice, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guyana, Nicaragua, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam y Perú, quienes se comprometen a impulsar mayores inversiones públicas y privadas y facilitar mecanismos financieros para conservar la naturaleza y generar mayor conciencia sobre la importancia del jaguar, “considerado una especie indicadora de la buena salud de los ecosistemas y el único gran felino de América […] dado que esta especie se distribuye desde el sur de los Estados Unidos hasta el norte de Argentina, su conservación requiere de acciones regionales coordinadas que promuevan la protección de sus hábitats, su conectividad y el desarrollo sustentable de las comunidades humanas con las que convive”, señala un documento de prensa de la WWF.


miércoles, 13 de junio de 2018

Areas verdes de Guadalajara


La renuncia fijar usos de suelo

Agustín del Castillo/ Guadalajara. DIA CERO.

Si el gobierno federal actuara como el de Guadalajara, en el caso de la determinación de los usos de suelo, las áreas naturales protegidas no podrían existir más que en los escasos terrenos nacionales o de uso público que existen en las zonas montañosas que resguardan la mayor riqueza biológica del país. Y la preservación de esta sería más un relato de fantasía que los fantasmas de Pedro Páramo.

Afortunadamente no es así. El bosque La Primavera, por ejemplo, solamente tiene alrededor de 5,736 hectáreas de propiedad pública, pero el decreto protector del presidente José López Portillo se extiende sobre 30,500 ha, y eso afecta a otros 420 propietarios privados y de tenencia social. Éstos no pueden argüir sus derechos de propiedad para evitar que estén cancelados los usos comerciales, fundamentalmente inmobiliarios. El artículo 27 constitucional señala que la Nación establece modalidades en el uso de suelo cuando se trata del bien público. Y los servicios ambientales que provee La Primavera son más importantes que los derechos de un particular a abrir un fraccionamiento. Lógicamente, la imposición de esta política de protección abate usos de suelo especulativos, lo que baja el valor comercial de las tierras del bosque.

En el caso de parques y predios de uso público heredados sobre espacios privados o disputados por intereses particulares, el proceder del Ayuntamiento de Guadalajara en la administración de Enrique Alfaro fue opuesto: la justicación de cancelar usos de suelo fijados antes, por ejemplo, de área verde o de equipamiento, fue que se ubicaban en predios de tenencia privada o que en los hechos habían tenido usos distintos.

Es el caso de decenas de equipamientos institucionales cancelados en los planes parciales en el distrito uno, que abarca el centro de la ciudad y la zona de Chapultepec, pero también, del famoso predio de El Deán, contiguo al parque homónimo y establecido desde hace años como área verde, que fue cambiada para cederle la zona a un viejo “socio” de la ciudad, la recolectora de basura Caabsa Eagle; o los predios públicos cedidos a Puerta Guadalajara, hoy Iconia, en el norte de la ciudad, en los que se intentó revertir una concesión y después se prefirió negociar con los empresarios; sin olvidar el asunto recientemente más polémico del bosque urbano de Arboledas del Sur, en la frontera del Cerro Santa María, pegado a Tlaquepaque, cercenado en 35 por ciento de su superficie, porque judicialmente se habría perdido la propiedad por negligencia de anteriores gobiernos municipales.

Vale la pena detenerse en el caso de Arboledas Sur porque reúne un historial sorprendente de corrupción que fue detectado por las instituciones desde el lejano 1994, y que involucra a gobiernos del PAN, del PRI y ahora del PMC en su “legalización”. Pero independientemente de que sea verdad que legalmente los gobiernos de Fernando Garza (2001-2004) y de Ramiro Hernández (2013-2015) hubieran hecho actos u omisiones tendientes a legitimar una escritura de origen espurio, la famosa Cuyucuata, la administración de Enrique Alfaro opta por la vía civil para recuperar el terreno de casi 7.5 hectáreas (los predios públicos “de dominio público”, un legalismo interesante, jamás prescriben y no pueden ser vendidos ni embargados) pero decide no ir al fondo, pues se convence de que no lo ganará, justamente por los antecedentes de Garza y Hernández. Entonces hace la negociación, y “le saca” a los constructores casi 65 por ciento del terreno (de acuerdo a la versión del ayuntamiento, publicada el 11 de junio de 2018 en un comunicado de prensa), más 24 millones de pesos para mejorar la zona pública.

Los vecinos están molestos y deciden impedir las alteraciones de su bosque. Y les ayuda un actor coetáneo, también de vida azarosa: la comunidad indígena “de hecho” de Santa María Tequepexpan, que acaba de obtener, a través de una queja ante el tercer Tribunal Colegiado de Distrito, una “suspensión de plano” para impedir la culminación de la privatización de alrededor de 2.5 ha donde se quieren sembrar, para variar, miles de casas, fruto de la “densificación urbana” que es doctrina de la actual administración pública (queja 185/2018 derivada del amparo 1545/2018). Esto detiene el proceso privatizador, de momento.

¿Guadalajara tenía en estos casos caminos distintos? Sin duda: pudo mantener el uso de suelo de área verde o de equipamiento, pues es atribución del cabildo fijarlos o modificarlos, y de este modo, inducir a la conservación, tal como hace el gobierno federal en el caso de La Primavera. Los vecinos de Arboledas del Sur piensan que el cambio de uso de suelo revela la contribución de la actual administración a los negocios inmobiliarios, como prioridad, por encima de los intereses de la ciudad.