domingo, 12 de marzo de 2017

Zapopan madruga con consulta de ampliación de Ángel Leaño



Defensores del Nixticuil acusan al alcalde Pablo Lemus de operar a favor de las fraccionadoras que expanden la ciudad; el alcalde asegura que es un clamor ciudadano

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

El Ayuntamiento de Zapopan realizará la mañana del domingo  una consulta para definir cómo se hará el proyecto de modernización de la avenida Ángel Leaño, entre el hospital privado del mismo nombre y la avenida Guadalajara. Y sólo ofrece dos opciones: avenida a concreto hidráulico o avenida a empedrado ahogado en cemento; en ambos casos, a cuatro carriles, pese a la resistencia vecinal por el impacto que tiene la obra para el área protegida de El Nixticuil.

“Zapopan elaboró esta encuesta de manera amañada. Obras Públicas sólo incluyó sus propias opciones. ¡Ni la Dirección de Participación Ciudadana avala este ejercicio de simulación! Fundamental que ONU-Hábitat Jalisco y ONU-Hábitat México evalúen la obra. Sin embargo, Pablo Lemus Navarro se opone”, destacó en un mensaje el activista local, Harold Dutton. Con su postura coincide la junta vecinal de El Tigre II, que encabeza Salvador Rivera, y el Comité Salvabosque del Nixticuil; este último convoca a una jornada de información paralela a la intención del ayuntamiento que preside Lemus Navarro, de “imponer” una obra de cuatro carriles agresiva para los ecosistemas y para el futuro vial de la zona, pues ven en este empeño del alcalde la intención de favorecer megadesarrollos que se están edificando hacia el norte del área, entre las sierras del Nixticuil y de San Esteban.

“En el contexto de la supuesta consulta que el gobierno de Zapopan ha orquestado para intentar legitimar el proyecto de ampliación de la avenida Ángel Leaño e imponerlo a toda costa para beneficiar a las empresas inmobiliarias, convocamos a los medios de comunicación a acompañarnos el día de mañana domingo 12 de Marzo, a partir de las 10:00 am, en el cruce de la avenida prolongación Ángel Leaño y la avenida D (Colonia El Tigre II), en la Jornada Comunitaria de Información sobre los impactos negativos que esta obra traería para el bosque El Nixticuil y nuestras comunidades. Porque su ‘consulta’ no es consulta, es una estrategia para la imposición. ¡No a la ampliación de la avenida Ángel Leaño! ¡Sí a su rehabilitación a dos carriles!”, señala la invitación enviada a los periodistas tapatíos.

La consulta permaneció como un rumor hasta que se clarificó que sería este domingo, hace apenas un par de días. Los vecinos opuestos ven un riesgo porque el ayuntamiento nomás ofrece dos opciones que no significan, a su juicio, una mitigación para la zona protegida. También consideran que va en contra de la pretensión del Imeplan de una ciudad compacta, planteada en el Plan de Ordenamiento Metropolitano (POTmet) que Zapopan se ha comprometido a cumplir.

El alcalde Lemus Navarro difundió ayer su versión de la consulta en la prensa local: uno de los proyectos consiste en piso de concreto hidráulico estampado de color integral, mientras que el otro es huella de concreto con empedrado ahogado; ambos incluyen el esquema de Zona 30, para poder hacer de la zona un lugar donde puedan convivir automóviles y vehículos no motorizados, es decir, hipotéticamente ningún auto puede viajar a más de 30 km por hora. Fueron convocados colonos de Los Robles, El Tigre I y El Tigre II.

“Lo que vamos a hacer a partir del domingo es una consulta pública de preguntarle a los vecinos de la zona cuál es la obra que quieren que se haga, y les vamos a poner las dos propuestas... que voten y que gane la mayoría, nosotros no vamos a imponer ningún proyecto”, le dijo a El Informador. Añadió que la oposición a las opciones no es mayoría, porque tiene una carta firmada por tres mil vecinos que sí la apoyan; “tres mil vecinos no son escuchados, lo que nosotros vamos a hacer es lo que la mayoría quiera, siempre cuidando el bosque, no se afecta ni un solo centímetro del área natural protegida, pero no podemos ceder a chantajes de personas que, resguardadas detrás del Comité Salvabosques, es evitar tener una vialidad que les ocasione más tráfico frente a sus fraccionamientos”, aseguró, en abierto cuestionamiento a esa organización civil que ha abanderado la defensa del bosque desde el año 2008, y que le acusa de jugar a favor delos fraccionadores que expanden la ciudad.

MC