miércoles, 15 de marzo de 2017

ANP en sierra de Vallarta la protegerá de invasión urbana



Sin una política pública específica, hay el riesgo de que la expansión del puerto "se trague" los mejores valores de la montaña.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.

No es capricho pretender generar un proceso institucional de desarrollo sostenido, es decir, que respete las bases ambientales que condicionan el uso del territorio, en las montañas que rodean a Puerto Vallarta. Si un área natural protegida, las tendencias crecientes de deforestación, de contaminación, y sobre todo, de especulación inmobiliaria, podrían comerse los ecosistemas que dan vida al destino turístico, uno de los tres que más divisas generan en el país.

"De no existir esta área natural protegida, la tendencia 'natural' del área sería la degradación, pérdida de la biodiversidad y el incremento de la mancha urbana y turística en la montaña. Por la deforestación se perderían los servicios ambientales, lo que generaría cambios de clima y riesgos ambientales como deslaves e inundaciones. Con ello disminuiría la actividad económica turística generando grandes pérdidas económicas, desempleo y nulo desarrollo", señala el estudio técnico justificativo que se puso al conocimiento de los dueños y poseedores de terrenos para la reserva de alrededor de 111 mil hectáreas.

"En el área se pueden identificar varias problemáticas socio-ambientales vinculadas principalmente a la actividad turística y al impacto que esta genera, así como al inadecuado manejo de uso tradicional de las actividades agropecuarias y de aprovechamiento forestal. La Área estatal de protección hidrológica Sierra El Cuale se propone como estrategia de conservación y desarrollo, para las comunidades dentro del área natural protegida y de las áreas de influencia, como lo es Puerto Vallarta.

Desde 1970 y más fuertemente desde 1990, Puerto Vallarta ha venido convirtiéndose en un destino turístico de gran importancia a nivel nacional e internacional, siendo actualmente uno de los principales destinos turísticos de playa en México. Su importancia se debe en buena medida a los servicios ambientales y a las características físicas que origina el sistema montañoso y que enmarcan la ciudad. Esto provoca un incremento de la población asentada en la zona, por el área de oportunidad de empleo y desarrollo y un aumento de infraestructura y empresas que se han instalado en la zona para atender la demanda de servicios", agrega.

"El crecimiento del centro turístico y la mancha urbana han generado diversos procesos de deterioro de los ecosistemas en la montaña, entre los que se encuentran: el cambio de uso de suelo para beneficiar la expansión urbana y la construcción de infraestructura turística, con la deforestación de zonas bajas en la montaña, afectando principalmente a los bosques tropicales; la deforestación de suelos en tierras ejidales, para dividirlas en pequeñas parcelas y considerar terrenos para la venta; esto a su vez, genera la expansión de asentamientos humanos irregulares, que también demandan servicios básicos y de infraestructura".

Otros aspectos: "el impacto de turismo en la naturaleza con un crecimiento de forma desordenada ya sea por el turismo rural, de aventura o ecoturismo, tanto por empresas que se instalan en la montaña o por excursiones diarias que se realizan con grupos de turistas y que hacen escaso cumplimiento de la normatividad ambiental y de criterios sustentables; erosión del suelo y pérdida de biodiversidad por los recorridos turísticos conocidos como 'vallartazo', que atraviesan la montaña en grandes grupos de motos y cuatrimotos sin medidas de control; se pueden observar emisiones de gases de efecto invernadero en la mancha urbana de Puerto Vallarta, por transporte terrestre, aéreo y marítimo que impactan el estado de conservación de los ecosistemas en la montaña".

Además, "saqueo y comercio ilegal de especies de flora y fauna; contaminación en cuerpos de agua superficiales por descargas clandestinas y basura en poblados de la montaña, afectando a Puerto Vallarta en el abasto y calidad de agua de las cuencas de los ríos Ameca, El Cuale y Pitillal".

También se reportan problemas por la extracción de material geológico "sin un manejo adecuado en ríos y pequeñas montañas, que se utiliza principalmente para la construcción de viviendas y empresas turísticas, así como la infraestructura en Puerto Vallarta".

El dato

El proceso de consulta del área de protección hidrológica ha sido suspendido, por mandato judicial (expediente 628/2017-IV, juzgado VII de distrito), en relación al territorio del ejido El Cuale, que abarca poco más de 18% de la superficie propuesta. Sin embargo, la autoridad ha manifestado que seguirá abierto en el resto del área

---------------------------------------------------------------

Claves

Los problemas rurales

El entorno urbano de Vallarta es la mayor presión a los ecosistemas, pero las zonas rurales, montaña adentro, tienen serios problemas, apunta el documento:

Deforestación y degradación del suelo por el crecimiento de la frontera agrícola o parches en la parte alta de la montaña con la técnica de cuamil para cultivo de temporal

Incendios forestales en la montaña como consecuencia de las quemas agrícolas realizadas sin control

Alteración de bosques por actividades agropecuarias de subsistencia en las comunidades rurales

Compactación del suelo forestal y erosión de zonas abiertas, por la práctica de liberar en la montaña animales domésticos (vacas, cabras y caballos), posterior a la temporada de lluvias como sitios de agostadero o sesteo

Impacto por la apertura de nuevos caminos de una manera desordenada, que genera erosión y que después son abandonados por su deterioro.

SRN