sábado, 14 de julio de 2012

80 mil pinitos plantados en el 2011... desaparecieron


El historial de reforestaciones masivas en La Primavera es desastroso, 32 millones de arbolitos se han plantado desde 1994. Sólo sobreviven plantaciones controladas

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO

Un año después de la reforestación ciudadana de 80 mil plantas en el predio Ex Autódromo de los Hermanos Gallo, en La Primavera, una decena de pinitos verdes quedan en pie, en una verdadera lucha por sobrevivir en un entorno invadido de maleza y vegetación secundaria, con vacas que pastan y deambulan con parsimonia y lo aplastan todo, y otros arbolitos muertos de pie. Pero la mayoría desaparecieron.

Hace un año, un contingente de tres mil personas —en su mayor parte, ciudadanos comunes y corrientes de la zona metropolitana de Guadalajara—acudieron a ese sitio (MILENIO JALISCO, 18 de julio de 2011) en busca de apoyar la restauración del área natural protegida.

Una de las participantes fue Sonia, de 20 años, quien llegaba por segunda ocasión junto con su familia a “darle una ayuda al medio ambiente” y plantar algunos arbolitos.

“Después de tantas veces que se quema, por qué no darle una ayuda al medio ambiente, al ecosistema. Así como nosotros dañamos el bosque, también tenemos que hacer algo por él”, dijo en aquella jornada de atmósfera gris, típico día del verano en el subtrópico, el momento adecuado para que los arbolitos se implanten y tengan posibilidades de prosperar.

¿Que diría Sonia hoy? El predio, que es surcado por un arroyo en su parte central, ha recuperado mucha vegetación, pero se trata de pastos y matorrales propios de las barrancas, que crecen de forma natural. Pinos adultos, que han logrado resistir a fuegos periódicos, se yerguen como amos absolutos del paisaje, en medio de los chaparrales.

Los tímidos pinitos supervivientes están aislados entre las herbáceas, los troncos de árboles quemados y los numerosos hormigueros que colonizan algunas áreas de las vegas del arroyo. Su esfuerzo ha fracasado.

Y esto es apenas una fracción de los que se han sembrado en el bosque en 18 años: alrededor de 32 millones de individuos, según la suma de información oficial publicada por este diario entre 1997 y 2011. De ese total, de forma por demás optimista, pueden haber sobrevivido por abajo de cinco millones, 15 por ciento, básicamente el caso de “reforestaciones controladas”, donde el éxito deriva de un mantenimiento constante de las plantaciones, como sucede en predio de Las Hondonadas, propiedad del gobierno estatal.

El éxito ha sido el proyecto de “Adopta una parcela”, donde las estimaciones revelan una supervivencia de 85 por ciento, la clave ha sido motivar a empresas o grupos organizados para que se sumen a la aplicación de este esquema. Otros proyectos controlados son los denominados “Sitios edén”, con menor superficie pero más integrales, ya que en la conservación se consideran desde el suelo, las herbáceas, los arbustos y los árboles, además de liberación de fauna y fototrampas para monitorear su evolución.

El fracaso de 2011 tal vez sea la causa de que este año, se hayan tomado dos decisiones fundamentales: la primera, reducir la llegada de personas en las “reforestaciones ciudadanas”; la segunda, que los sitios a reforestar sean parte de los predios del gobierno del estado, donde hipotéticamente, no habrá pretexto para no cuidar las plantaciones. ¿Sonia se animará esta vez a regresar?



Fracaso y negligencia
El Ex Autódromo de los Hermanos Gallo es la misma zona donde se pretendió edificar el estadio de atletismo de los Juegos Panamericanos, en 2010, y donde su propietario, Alejandro Gallo, construye actualmente un fraccionamiento de lujo. En su mayor parte se ubica fuera del polígono del área de protección forestal y de fauna La Primavera.

El predio recibe estímulos por servicios ambientales de la Conafor, con todo y que se ha quemado un par de ocasiones -lo que significaría negligencia de su propietario, causal para retirar el apoyo-; ha sido objeto de diversas reforestaciones con modestos resultados en la supervivencia de los árboles -pero nunca con la desaparición casi total de los arbolitos, como ocurrió de 2011 a 2012.

Lo más “negro” de su expediente es que la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) del estado, concedió permiso a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del estadio fallido, sin considerar que pocos meses antes se había talado ilegalmente un amplio manchón de bosque, como lo demostraron de forma contundente las fotos que el propio promotor del proyecto había exhibido en el documento de la MIA (Público-Milenio, 1 de julio de 2010).

La autorización para el proyecto se dio bajo el argumento de que no había en realidad bosque, tomando por buena la explicación de los promotores, de que las fotos con que se hizo la MIA datan de 2008; entonces, no había invasión de atribuciones del gobierno federal —único que regula los usos de suelo forestales—, de manera que aparentemente eran suficientes los permisos estatales.

Al cancelarse la edificación del estadio (Público Milenio, 5 de agosto de 2010), no se insistió sobre la comisión de delitos avalada por la autoridad ambiental estatal. Por el contrario, parece que la mala gestión de sus propietarios fue premiada con la jornada masiva de plantación del 17 de julio de 2011. Hace un año. Hoy no queda prácticamente nada.


AYER, ESTA HEMBRA DE VENADO COLA BLANCA (ODICOLEUS VIRGINIANUS) FUE ENCONTRADA CON OTROS TRES INDIVIDUOS DE SU ESPECIE, EN LA ZONA DE LA PRIMAVERA QUE SE UBICA DENTRO DEL FRACCIONAMIENTO BUGAMBILIAS. LOS EXPERTOS ANALIZAN LAS RAZONES POR LAS QUE LA FAUNA INGRESA EN LOS ASENTAMIENTOS HUMANOS. Cortesía José Luis Gámez Valdivia


Reforestaciones de La Primavera 1994-2012

1994 3 millones 100 mil plantas
1995 2 millones 469,362 plantas
1996 3 millones 237,500 plantas
1997 8 millones 292,862 plantas
1998 5 millones de plantas
1999 4 millones 750 mil plantas
2000 un millón 747,460 plantas
2001 un millón 68,538 plantas
2002 705,460 plantas
2003 522,670 plantas
2004 83,828 plantas
2005 924,670 plantas
2006 619,672 plantas
2007 217,923 plantas
2008 440 mil plantas
2009 120 mil plantas
2010 100 mil plantas
2011 80 mil plantas
2012 173,750 plantas

Superficie total reforestada: 15 mil hectáreas
FUENTE: Archivo de MILENIO JALISCO

-------------------------------------------------



Sedena cerró obras de conservación de suelos y agua

Los trabajos que realizó la milicia en la zona más afectada por el megaincendio del pasado mes de abril en La Primavera, permitirán retener hasta 12,700 toneladas de tierra y cuatro mil metros cúbicos de agua; ello es el resultado de las casi diez mil obras que reportaron ayer como informe final de más de mes y medio de trabajo en la zona.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dijo que las labores se desplegaron sobre 195 hectáreas en el área del cerro de Nejahuete, lo que repercutirá en beneficio de 585 hectáreas.

Así, concluyeron las actividades de conservación de suelos por parte de un centenar de soldados, quienes desde el 28 de mayo implementan el Plan DN-III en esta área de protección de flora y fauna, bajo el asesoramiento técnico de la Gerencia Estatal en Jalisco de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

“Las tareas se realizaron en el parteaguas de la cuenca del Ahogado, protegiendo las poblaciones de Venta del Astillero y Santa Ana, en el municipio de Zapopan. En total se realizaron 149 barreras de piedra acomodada, sumando 8,010 metros lineales; nueve mil 457 zanjas trinchera, contabilizando 23 mil 875 metros lineales; 302 presas de piedra en cárcavas, con un total de 933.5 metros cúbicos; y se protegieron 12 mil 170 metros cuadrados de diez caminos dentro del bosque”, destaca el informe difundido ayer.

A partir del 16 de julio, el personal militar apoyará a las labores de reforestación en la misma zona. En total personal de la Sedena, reforestará 176 hectáreas en la zona más dañada por el siniestro de hace tres meses, que rebasó 8,177 hectáreas.

Gerardo Wolburg Arredondo, general brigadier encargado de encabezar los trabajos, dijo días atrás a MILENIO JALISCO: “Estas barreras, zanjas, van deteniendo el agua, y van deteniendo los nutrientes, la tierra, y cuando empiezan las lluvias puede florecer nuevamente el terreno fértil; cuando plantemos arbolitos a partir del 15 de julio, estos árboles tienen donde darse y puede llevar a que tengamos ahí un buen bosque”.

—¿En el ejército hay experiencias de haber intervenido de esta manera integral en ecosistemas?

—Sí, en las campañas de reforestación, desde hace 30 años; tenemos también viveros donde manejamos diferentes productos, y estamos listos para esto siempre, en el apoyo de las necesidades de la sociedad.

El mes de julio es el más idóneo para comenzar las reforestaciones, debido a que hay humedad en el ambiente y las plantas pueden prosperar de forma inmediata.
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal