miércoles, 30 de diciembre de 2009

Lerma, riqueza biológica insospechada


En apenas 3% del país sobrevive un cuarto de su biodiversidad; la región Lerma alberga más de siete mil formas de vida en flora y fauna

Guadalajara. Agustín del Castillo. PÚBLICO-MILENIO


El centenario deterioro de la región Lerma-Chapala, con agresivos procesos de colonización de casi medio milenio, pero acentuados en el último siglo, no ha podido erradicar la extraordinaria diversidad de las formas de vida que alberga. Si en México se han documentado casi 28 mil especies, esta zona depredada es hogar de la cuarta parte. Dato asombroso.

“Considerando sólo la vegetación natural, en la cuenca, se reconocen alrededor de diez tipos de vegetación que integran trece comunidades vegetales y que a su vez mantienen alrededor de 7,088 especies de flora y fauna, dato actualizado por la Comisión Nacional para Conocimiento y Uso de la Biodiversidad”, señala el informe final de la estrategia de rescate de la cuenca, elaborado por especialistas expertos del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

“La mayor riqueza y endemismo [exclusividad a nivel mundial] de especies se encuentra en la zona norte y sur de la cuenca, coincidiendo con las áreas montañosas, y con parte de la zona central. Los bosques de encinos, así como los de pino-encino tienen los mayores registros de especies y, en particular, de las propias de la región. A pesar de su baja riqueza, los pastizales naturales y el matorral subtropical también albergan un gran número de especies endémicas. En este sentido, la puesta en marcha de esfuerzos de conservación sobre estos ecosistemas incrementaría la posibilidad de la persistencia de especies características de la cuenca, y en particular de las que son exclusivas de la zona”.

Hay doce áreas naturales protegidas federales, entre ellas, algunas de las joyas de la corona del país, como la Sierra Gorda —en realidad, periférica a la zona— y Monarca —compartida con la cuenca del Balsas—.

“A lo largo de todo el territorio existe una variada fauna resultado de su gran diversidad de ambientes y la presencia de lagos, como el de
Chapala y Cuitzeo, que son los más grandes del país; de extensas ciénagas como las del alto Lerma en el valle de Toluca, y vegetación riparia [la que prospera junto a los cuerpos de agua] a lo largo del río Lerma […] comprende alrededor de 818 especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces. Las aves y mamíferos son los grupos mejor representados, seguidas de reptiles, peces y anfibios”.

El alto grado de endemismo en los peces se explica por la gran cantidad de embalses existentes, la mayor del país. “30 de las 42 especies de peces son exclusivas e incluso se reconoce su división en alto, medio y bajo Lerma, por las características particulares que cada una de ellas tiene en cada región”, añade el documento.

El Instituto Nacional de Ecología ha documentado los usos potenciales de las especies de plantas que ya han sido registradas en la zona; “se ha encontrado que 988 especies de plantas ubicadas en la cuenca presentan alguna utilidad desde el punto de vista económico o cultural. Dentro de estos usos se destacan aquellos que tienen que ver con la cultura (en el que se ubican alrededor de 791 especies), principalmente utilizadas en la medicina tradicional (457 especies) y la alimentación (256 especies); así como el uso industrial, que incluye 457 especies, de las cuales 222 son maderables para uso doméstico”, pone de relieve el documento.

----------------------------------
La cuenca en cifras

54,450 kilómetros cuadrados es la superficie de la cuenca Lerma-Chapala.

11 millones 58,285 personas habitan en ese territorio, pero, considerando los usuarios de las zonas metropolitanas de Guadalajara y México, habría que agregar al menos otros seis millones de usuarios.

10% del producto interno bruto del país se genera en esta región.

7,088 especies animales y vegetales habitan la demarcación, lo que la hace más rica que la mayor parte de los países de la Unión Europea o que Canadá.

818 de dichas especies son animales, distribuidas así: 160 de mamíferos, 409 de aves, 96 de reptiles, 67 de anfibios y 86 de peces.

4,908 millones de metros cúbicos de agua escurren naturalmente, pero las diversas extracciones y la pérdida por evaporación son de 5,563 millones de m3. El balance final es deficitario: menos 677 millones de m3 anuales.

70% del agua se utiliza en la agricultura, la cual produce menos de 2% de la riqueza regional.