viernes, 14 de septiembre de 2018

Las papeleras "inteligentes" reciben 9 toneladas al día


El director de la dependencia asegura que la renegociación del contrato con Plastic Omnium bajo costos para el erario municipal.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

El contrato de 10 mil “papeleras inteligentes” que heredó el gobierno municipal de Aristóteles Sandoval Díaz (2010-2012) a los de Ramiro Hernández García (2012-2015) y Enrique Alfaro Ramírez (2015-2018), ha sido modificado, con una reducción a 8,600 papeleras y la reubicación de más de 200. También se ha eliminado el costo de llevarlas a la estación de transferencia de la concesionaria de la recolección domiciliaria, con el convenio con un particular. De este modo, nueve toneladas al día son entregadas en una empresa de reciclaje enclavada en la zona industrial.

Este es en resumen la historia actual del proyecto que en su momento fue señalado como de avanzada en el tema de resolver el problema de la basura en el primer cuadro de la ciudad, pero después fue criticado acremente por ser de impacto bajo y generar focos de infección ante la costumbre de la población de acumular residuos en torno a los postes donde se instalaron los contenedores verdes. De hecho, el director de Aseo Público de Guadalajara, Juan Carlos Valencia, señala que ese tipo de abusos deben ser desterrados, pero de algún modo, los convenios renegociados con la concesionaria Plastic Omnium permitieron ampliar las funciones que esta empresa realiza, pues además de operar las 8,600 papeleras, se encarga de el “hidrolavado” de 27 puntos públicos de la ciudad, y de operar 20 “puntos limpios”, que es el programa de contenedores que aportó la actual administración.

“Cuando nosotros llegamos a la administración, nos encontramos con el contrato firmado desde 2010, que contemplaba 10 mil papeleras en la zona centro del municipio; en este rubro lo que se hizo fue una evaluación, de aquellas que por su ubicación y uso que se les daba no estaban cumpliendo con su función; entonces fueron eliminadas 1,400 papeleras, y reubicadas en otros puntos de la ciudad las que así lo ameritaban; esto generó un ahorro para el municipio, y ese ahorro fue similar al gasto que se genera con el hidrolavado en el centro, que se hace todas las noches en sitios emblemáticos y turísticos”.

Pero también se evitó que lo colectado en las papeleras se entregara a la central de transferencia de Caabsa (la otra concesionaria), y evitar el pago de 150 mil pesos al mes. Esto ha sido posible por el convenio alcanzado por un particular.

“Actualmente el residuo de las papeleras es llevado a un centro de tratamiento, donde el costo para el municipio es de cero pesos, en tratamiento, disposición y demás; son nueve toneladas diarias”, subraya.

En el tema de la reubicación, “las papeleras fueron hacia zonas donde realmente se requerían, por ejemplo Chapultepec, en el tramo de Niños Héroes a Circunvalación Agustín Yáñez; en avenida Vallarta, en López Cotilla, de Francisco Rojas a Chapultepec; en avenida México, de Américas a Chapultepec. Son zonas con gran afluencia de turistas y de visitantes. Reubicamos como 260”.

El director de Aseo Público pide a los ciudadanos que no usen de forma incorrecta las papeleras. “A veces las papeleras están vacías, pero todo alrededor está lleno de bolsas, de cajas; las personas deben entender que la recolección domiciliaria la hace Caabsa y que los negocios deben tener por ley sus propios recolectores autorizados; afortunadamente hemos hecho que las dos concesionarias no se desentiendan”. La instrucción es tanto para Caabsa como para Plastic Omnium: que esa basura no se quede en la calle.

No hay comentarios: