jueves, 31 de julio de 2014

Pago de terrenos, dinero para el oriente

Los panistas del ayuntamiento tapatío piden que los 260 millones de pesos que se recibirán por el predio del recinto ferial no vayan a deuda o nómina.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Los panistas, que votaron en contra de la venta del terreno de 14 hectáreas ubicado en la zona de Huentitán para la construcción del nuevo recinto de las Fiestas de Octubre, debido a la falta de transparencia y de consulta ciudadana, insisten que los 260 millones de pesos que se recibirán se apliquen en obra para los tapatíos de la zona, en la compra de nuevos terrenos de la comuna e incluso en el mercado Corona. Pero no en pago de deuda y laudos cuya legitimidad desconocen.

En conferencia de prensa, el coordinador de los regidores de Acción Nacional, Alberto Cárdenas Jiménez, señaló que esta mañana se ha entregado en el despacho del presidente municipal, Ramiro Hernández García, la propuesta de asignación de ese dinero, y que si bien votaron en contra, no se debe a que se opongan a que las fiestas regresen a la capital tapatía ni al uso del terreno, sino a las formas con que se pretende llevar a cabo, sin preguntar a los habitantes de las colindancias y sin definir claramente el uso de los dineros.

“El Código Urbano establece con claridad que es obligatoria la consulta a los ciudadanos, y no se ha hecho; también quisimos que se asentara en el acta de cabildo de esa sesión, del 11 de febrero pasado, el destino del dinero, y de última hora los priistas decidieron no apoyar esa propuesta, esto nos obligó a votar en contra”, explicó el ex gobernador de Jalisco.

Se trata de una operación en la que se adelanta la mitad del pago y la otra mitad se aplica en doce mensualidades. De este modo, los blanquiazules pretenden que los 260 millones (1,900 pesos por metro cuadrado) se apliquen del siguiente modo:

60 millones de pesos para el fideicomiso Voltea a la Barranca; 30 millones de pesos en mejoramiento de colonias aledañas; 20 millones de pesos en rehabilitación de parques y jardines de la ciudad, especialmente “en las zonas norte y oriente, que es dónde más carencias de áreas verdes se tienen”; 20 millones de pesos a mejoramiento de mercados municipales; cinco millones de pesos para establecer bebederos con agua potable permanente en las zonas de vía recreactiva y unidades deportivas; 17 millones de pesos en cámaras de videovigilancia; 50 millones de pesos para la compra de reservas territoriales y 60 millones para equipamiento a dependencias y servicios públicos, “lo que podría dedicarse al mercado Corona”.

Cárdenas Jiménez advirtió que hay mil millones de pesos de deuda de corto plazo “muy poco clara” incluso en sobre a quiénes se le debe, y que laudos millonarios no deben ser pagados con ese dinero porque tienen el tufo de la corrupción.

No hay comentarios: