domingo, 22 de agosto de 2010

Policías seguirán en Tenacatita, advierte el gobernador

En entrevista radiofónica, el mandatario niega estar al servicio de los intereses del desarrollador privado. La amenaza de violencia justifica la presencia de agentes; asegura que hay acceso a la playa “a 100 metros” del bloqueo a carretera, y luego recomienda llegar a pie desde La Manzanilla, 10 km al sur

PÚBLICO-MILENIO. Edición del 20 de agosto de 2010 (Edición de AC)

El gobernador del estado, Emilio González Márquez, justifica la presencia de policías estatales en el predio de Tenacatita: dice que entraron por orden del juez, pero evade analizar si esa orden se limita al momento del desalojo, como le dijo el propio juez a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), o es extensiva a las más de dos semanas que ya tienen los gendarmes impidiendo el paso al predio. De hecho, dijo que no los moverá de la zona porque hay riesgo de violencia, y es su obligación prevenirla.

“Hay una orden de un juez para llevar a cabo un desalojo, no es la primera ocasión que se lleva a cabo un desalojo hemos hecho otros en la costa por órdenes del juez, ustedes dieron cuenta del desalojo en Campo Acosta, por ejemplo, hay entonces la orden de un Juez para que se lleve a cabo un desalojo”, dijo en entrevista con Griselda Torres Zambrano, de Radio Metrópoli.

Señaló que fueron los vecinos quienes agredieron a los policías en el zafarrancho que se dio la noche posterior al desalojo, aunque el mandatario asegura que la violencia y el desalojo fueron al mismo tiempo. “En este mismo predio al estar haciendo el desalojo y según son testigos integrantes de la CEDHJ que estaban presentes, y el mismo secretario del juzgado que fue a hacer el desalojo, se generaron […] situaciones de conflicto, no sé si ustedes lo tengan documentado pero hay [sic] personas detenidas por utilización de arma de fuego en contra de la autoridad durante el desalojo, hay fotografías incluso de los impactos de dos balazos hacia la policía estatal. Entonces hay la posibilidad de generación de un conflicto si la policía estatal sale de ahí”.

Aseguró que su gobierno no defiende los intereses privados en contra del ejido El Rebalse de Apazulco. “Queremos nosotros solamente dos cosas, entendiendo que este es un conflicto entre particulares: primero, acatar la orden del juez que es de entregar la posesión a quien él dictaminó, y segundo, evitar un conflicto social que pueda llegar a mayores; ahorita está en el nivel de conflicto político porque gente del PAN y del PRI se ha subido a este problema; pero es un tema eminentemente jurídico, la policía va a estar ahí mientras tengamos nosotros la certeza de que cuando se salga la gente las partes en conflicto no van a llegar a una situación de mayor gravedad”.

Negó también que no haya acceso por tierra a la playa de Tenacatita, como documentó este diario (Público, 13 de agosto de 2010) que es pública por ser propiedad de la nación. “No es el único acceso, si caminas 100 metros puedes entrar a la playa; te diría es lo mismo que pasa en Puerto Vallarta, no defiendo el caso, lo único que te digo es que la policía está ahí, el bloqueo está ahí para evitar que los particulares que están en conflicto con los ejidatarios se agarren a balazos, como ocurrió cuando fue a practicarse el desalojo, en donde las fuerzas estatales fueron recibidas a balazos [sic]”.

Lamentó que haya cundido “tanta desinformación”, pero “mi obligación es prever, porque ni los ejidatarios, ni los particulares ciudadanos todos mexicanos y personas con derechos no salgan lastimados en sus personas, esa es mi chamba. ¿Cuándo me voy a salir? Uno, cuando el juez me lo ordene, porque un juez me ordenó hacer el desalojo; dos, cuando las condiciones estén para que se pueda resolver este litigio por la vía de los jueces o por la vía del acuerdo entre ellos”.

“¿Y eso va a ser por tiempo indefinido?”, le preguntó la conductora. “No sé, yo no pongo esas condiciones, si hay dos que se quieren pelear y yo lo puedo evitar, lo tengo que evitar ¿Cuándo? Hasta que ellos decidan platicar y no pelear”.

—¿Reconoce, sin embargo, que el bloqueo es una irregularidad, es una ilegalidad?

—No opino sobre eso, no soy abogado [...].

A quienes, ejerciendo sus derechos ciudadanos, deseen visitar la playa, les dio un consejo distinto al del acceso a 100 metros: “No ubico bien ahorita la zona, pero puede entrar por La Manzanilla y puede caminar a la playa, la playa es federal, pues…”.

Pero La Manzanilla se ubica a diez kilómetros al sur de Tenacatita.

Alguien del auditorio le dijo al mandatario que “los ejidatarios de Tenacatita están presentando sus títulos de propiedad y aún así los echan, no defiende a los pobres, sino a los ricos en este caso”.

El gobernador respondió: “Creo que ese es el tema, quién es el que tiene que decidir quién tiene la razón, no es el gobierno del estado, es el juez que diga entre las partes que están peleando y que los dos dicen ser dueños, quién tiene la razón, y el juez ha dado la razón a una de las partes, y el gobierno del estado no tiene nada que hacer más que ordenar, más que acatar la orden del juez, porque eso es lo que nos han dicho que queremos vivir en un Estado de derecho, y eso es cumplir la ley y eso es obedecer lo que dice el juez”.

-------------------

CLAVES

Contradicciones

El dicho del gobernador:
La violencia de los vecinos comenzó al realizarse el desalojo en Tenacatita.

La realidad:
Entre el zafarrancho y el desalojo median 18 horas; los vecinos denuncian que en todo ese tiempo fueron hostilizados por policías, pero los hechos referidos son posteriores a las diez de la noche.

El dicho del gobernador:
Los accesos a la playa de Tenacatita no están cerrados; se puede ingresar a 100 metros del bloqueo carretero por los policías.

La realidad:
No hay accesos seguros cerca de la carretera; fue cercado el perímetro sin importar que el manglar sea zona federal. Quien se pretende acercar es hostilizado por la policía.


El dicho del gobernador:
Los turistas pueden irse caminando desde la playa de La Manzanilla.

La realidad:
La Manzanilla, a la mitad de la bahía de Tenacatita, está a unos diez Km de Tenacatita siguiendo la línea del litoral. Además, la playa no es continua: el viajero tendría que escalar acantilados o nadar algunos trechos.

1 comentario:

Carlos Alberto Labra Zepeda dijo...

Excelente blog, visite hace poco tenacatita, estaba abierto, con presencia de policía, me dio nostalgia ver el lugar tan abandonado, hoteles, palapas etc, siendo un lugar tan bello para visitar y conocer, por eso me intrigo y me puse a investigar, ahora me doy cuenta del problema gracias a blogs como este...

saludos!