jueves, 13 de agosto de 2009

Cuenca Lerma-Chapala: el agua comienza a escasear

Hoy se discuten nuevas asignaciones del recurso para uso agrícola

Guadalajara, Agustín del Castillo. PÚBLICO-MILENIO, edición del 12 de agosto de 2009, Negocios

Un nuevo aviso de la posible reapertura de la crisis ambiental y social por la escasez de agua en la cuenca Lerma-Chapala: además de la baja del volumen del mayor lago de México en pleno temporal, tras cinco años de recuperaciones consistentes, los agricultores de las regiones de irrigación de Guanajuato y Michoacán ya están gastando agua correspondiente al ciclo 2009-2010, ante la escasa precipitación, que pone en riesgo sus cultivos de maíz y sorgo.

Hoy se realizará una reunión de la comisión de vigilancia del Consejo de Cuenca Lerma-Chapala, ante la petición de volúmenes extra de riego para los distritos 011, de Guanajuato, y 087, de Michoacán. Se tienen contabilizados que entre ambas zonas se tienen ya dispuestos 110 millones de metros cúbicos (80 y 30 millones, respectivamente), pero habría un volumen más pendiente de ser aprobado. La postura del estado de Jalisco en este caso, en la última reunión convocada para abordar el tema, fue contraria al “préstamo”, pero la dirección de cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de la Comisión Nacional del Agua (CNA) destaca que ese volumen será rigurosamente descontado de la siguiente asignación, que se hace alrededor del mes de noviembre, al final del temporal.

Una de las preocupaciones de la representación de esta entidad, es que si bien, se puede aritméticamente aplicar el descuento, se está afectando la posibilidad de que las presas alcancen el nivel máximo ordinario (name), que de acuerdo a la norma vigente de distribución de aguas, es a partir del cual las presas deben desahogar sus aguas para alimentar la cuenca del Lerma, y eventualmente el lago de Chapala.

Según información que dieron a conocer los representantes del distrito de riego 011, el agua demandada es un riego de auxilio a 40 mil hectáreas de cultivos que están sometidas a un estrés fuerte por la falta de lluvias.

El distrito 011 es el más grande de la región del Lerma: su superficie es de 112,439 hectáreas, con 23,486 usuarios. De esa superficie, 60 mil ha se establecieron en este ciclo con agua de presa: 70 por ciento con cultivo de sorgo y 30 por ciento con maíz; hay 52 mil restantes que presentan diversos riesgos, pues se esperaba que el temporal las aliviara.

Los sitios con más urgencia de regadío son Salamanca, Acámbaro, Salvatierra, Valle de Santiago, Cortázar y Jaral del Progreso. Otras zonas que se podrían incorporar pronto a una grave amenaza de siniestro por falta de agua son Irapuato, Pueblo Nuevo, Abasolo y Huanímaro. Hay esperanzas de que el efecto de El Niño pase, y vuelva a llover las semanas siguientes.